‘Regreso a Belzagor’, un mundo por descubrir

Si hay algo que, como amante de la ciencia-ficción, valoro de una historia del género por encima de otras cosas, es la construcción de un mundo plausible, ya sea como escenario de fondo sobre el que el autor o autores plantean toda suerte de disquisiciones de tipo social, humanístico o filosófico; ya, con más intensidad, como es el caso de ‘Regreso a Belzagor’, estableciendo que dicho mundo sea elemento fundamental del entramado argumental y haciendo de él, de sus paisajes y todos sus habitantes, animales y vegetales, actores activos en un momento dado de lo que sea que esté planteando el discurrir de la historia.

En esos términos, en los de historia, esta adaptación que Philippe Thirault hace de la novela de Robert Silverberg, tiene muchísimo que ofrecer. El Belzagor al que hace referencia el título es un mundo colonizado por los humanos en el que coexisten dos especies en aparente perpetuo conflicto. Un ritual prohibido, al que ninguna mirada foránea ha tenido nunca acceso, es el motor que moverá los intereses de un pequeño grupo formado por el antiguo y torturado protagonista, que regresa al planeta ocho años después de haberlo abandonado; su amante de aquella época, atrapada en un matrimonio que no la satisface con un peligroso contrabandista y una pareja de científicos que han llegado a la superficie de Belzagor con la esperanza de poder asistir al citado «ritual del renacimiento».

La manera en la que se plantean los acontecimientos, revelando primero la información justa sobre el protagonista para mantenernos intrigados y haciendo después lo propio con el misterio que rodea al ritual, se entremezcla con la fabulosa imaginería que Silverberg fragua y que Laura Zuccheri plasma en unas planchas de marcado corte clásico, traduciéndose tal apelativo desde el punto de vista del tebeo del viejo mundo en unas páginas impolutas, de narrativa clara y precisa en las que la descripción de los diversos personajes es tan sólida como todo aquello que concierne al fastuoso mundo de Belzagor. Un mundo que, de así quererlo los responsables de los dos álbumes que aquí recoge Ponent Mon, podría albergar incontables historias. ¿Las disfrutaremos algún día de un futuro no muy lejano?

Regreso a Belzagor

  • Autores: Philippe Thirault & Laura Zuccheri
  • Editorial: Ponent Mon
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 112 páginas
  • Precio: 23,75 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.