‘Pepe vol.3’, una vida sin par

Pepe vol

No lo había planeado así, pero he de comenzar avisándoos, queridos lectores, que esta será la última reseña que, firmada por un servidor, os encontraréis en estas líneas sobre esa nueva magna obra salida de la fértil imaginación y asombrosa pluma que es Carlos Giménez. El motivo es bien sencillo y da respuesta a una simple pregunta ¿de cuántas formas diferentes se puede decir que un cómic es una obra maestra? No hace falta que respondáis que ya os lo digo yo, no muchas.

Referido a ‘Pepe’, y considerando que esta es la tercera vez que escribo sobre ella (segunda en Fancueva), y atendiendo a la homogeneidad de lo que Carlos Giménez está planteando en las páginas que se acercan a la fascinante vida de Pepe González (y no puedo dejar de afirmar, otra vez, que el artista fue una de las «cosas» más grandes que le ha pasado al tebeo español) resulta complicado poder añadir nuevas impresiones a las que ya reflejé aquí sobre un proyecto que ha ido mutando desde la intención inicial de un único álbum hasta los cinco en los que finalmente se alargará este sincero y honesto homenaje al desaparecido dibujante.

Así pues, y a sabiendas de que lo que podemos encontrar en este tercer tomo es igual de sublime que lo que hasta ahora había desarrollado el artista madrileño (¿volverá a reivindicarse un más que merecido Príncipe de Asturias para tan fundamental autor?) y que en las páginas de ‘Pepe’ seguiremos asomándonos a un sesgo fundamental de la historia del noveno arte en nuestro país a través de la figura de uno de sus protagonistas, me despido con la certeza de que a la finalización de la publicación por parte de Panini de los citados cinco álbumes, tendremos en nuestra tebeoteca una lectura que, ante todo, habrá conseguido seguir haciendo grande la palabra TEBEO. Ahí es nada.

Pepe vol.3

10IMPRESIONANTE
  • Autores:Carlos Giménez
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 96
  • Precio: 15 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.