‘Paseo astral’, arte MAXimo

Paseo Astral portada

Creo de recibo empezar esta reseña de ‘Paseo astral’ no contando cuáles fueron las circunstancias que llevaron a MAX a la creación de tan singular obra, sino alabando la fantástica edición que La Cúpula ha efectuado del material expuesto en ARCO: un enorme álbum impreso en papel de alto gramaje que permite apreciar en toda su dimensión la engañosa sencillez que encierran estas planchas con las que el artista catalán vuelve a demostrar (y van ya…) que el arte secuencial es un medio de expresión con unas posibilidades narrativas que, hoy por hoy, no conocen límites.

Felicitando pues a las mentes pensantes detrás de tan ejemplar volumen, y sabiendo que las páginas que lo componen fueron un encargo de ‘El País’ al que MAX tuvo que hacer frente en el limitadísimo espacio temporal de un mes, vaya por delante mi mayor asombro ante el genio que despliega el artista a lo largo de una lectura que va descubriendo sus muchos niveles conforme uno la lee y relee; algo esto último que, más que recomendable, resulta casi obligatorio si, como servidor, una primera aproximación a la obra deja con ganas de mucho más y la extraña sensación de que en esas páginas que MAX compone con recortes de periódico del día 2 de Enero de 2013 encierran muchos mensajes que, probablemente, se nos pasarán por alto en ese acercamiento inicial.

Paseo Astral

Y es que en esta historia (porque cuidado, hay una historia que contar, no olvidemos que no estamos hablando de un artista conceptual ni de una obra abstracta) en la que la personificación gráfica de MAX, casi un monigote con un ojo por cabeza, intenta buscar la inspiración para, precisamente, llegar a una idea que poder plasmar en papel, el protagonismo que las hojas del rotativo van adquiriendo es sometido por el artista a un proceso de continua mutación, alterando MAX el uso del mismo desde la relación directa entre el sutil juicio de valor emitido por su otro yo acerca de la noticia recogida hasta la conversión de la página en un hecho arquitectónico que sirve de marco escénico al devenir de la acción.

Albergando una genialidad sin par en ambas facetas, y las de transición que quedan entre ambas, el discurso metalingüístico de MAX plantea un constante diálogo con el lector, retándolo a que bucee en su magnífico continente para encontrar un contenido no menos ejemplar con el que quedar fascinado. Que el artista sea capaz de plantear tantos niveles de lectura mediante la simplicidad de sus composiciones no debería resultar extraño a nadie que se haya acercado, por ejemplo, a su asombrosa ‘Vapor’. Que consiga hacerlo con la facilidad que lo hace, en una obra enhebrada en tan poco tiempo y con la dificultad añadida de intentar acercar las formulaciones del arte secuencial a los visitantes de la Feria de Arte Contemporáneo, es harina de otro costal, uno que lleva el sello de GENIO impreso a fuego y que habla, mejor que ninguna otra apreciación, de la grandeza de un autor que es uno de los mejores exponentes del inmenso talento que hay en este mundillo del noveno arte en nuestra piel de toro.

Paseo astral

9MAGNÍFICO
  • Autores: MAX
  • Editorial: La Cúpula
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 64
  • Precio: 23 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.