‘Orlando y el juego 1. La sociedad de la niebla’, mundos oníricos

Orlando-y-el-juego

No pocos son los cómics que, en una huida consciente de los arquetipos más trillados de esta disciplina que es el noveno arte, van a alojarse a una suerte de inmenso sub-género a modo de cajón desastre en el que podemos encontrar, sobre todo, abundantes y eclécticas experimentaciones y un intento claro por parte de los autores por explorar las fronteras del universo aviñetado. Con mayor o menor fortuna, son esos experimentos los que muchas veces sirven como silentes motores de avance de los mecanismos del arte secuencial, trabajando desde la sombra para que productos más vistosos y comerciales tenga un caldo de cultivo del que beber cuando así sea necesario.

Sin ser de los más llamativos (entiéndase por tales aquellos que carecen de diálogos, una articulación aviñetada definida o incluso, un hilo argumental coherente) queda muy claro cuando uno se adentra en los fascinantes mundos que Luis Durán construye en ‘Orlando y el juego’ que ésta no es una lectura para cualquier tipo de público y que hay mucho trabajo detrás de las 224 páginas que conforman esta primera entrega de una serie en varios volúmenes que irán desvelando poco a poco el misterio para-dimensional que se esconde en la búsqueda de Orlando y en esa ominosa sociedad de la niebla que es presentada hacia la conclusión de este espléndido primer volumen (y no puedo precisar más acerca del guión, sería estropear lo mucho que éste encierra).

En lo gráfico, el artista español sigue trabajando en la misma tónica que ya le vierámos hace más de dos años en ‘Una colmena en construcción’, otro voluminoso «tocho» de cerca de cuatrocientas páginas que servían como perfecto y amplio catálogo de las virtudes narrativas del dibujante guipuzcoano: poseedor como es de un singular estilo imposible de describir (es de esas cosas que uno tiene que experimentar por sí mismo), la conjunción de la vertiente gráfica con un guión que sabe como manejar el tempo, desarrollar el misterio, atrapar al lector y mantenerlo expectante ante lo que está por venir deberían ser motivaciones más que suficientes para que hasta el tebeofilo más escéptico le diera una oportunidad a una obra arriesgada y distinta, que apuesta por salirse por algunas de las muchas tangentes de este arte que a tantos nos vuelve «locos» y que, afortunadamente, no parece que vaya a dejar de sorprendernos. Así sea.

Orlando y el juego 1. La sociedad de la niebla

  • Autores: Luís Durán
  • Editorial: Diábolo
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 225 páginas
  • Precio: 22,95 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.