‘Náufragos’, las ironías del destino

naufragos

Hace nueve años, cuando todavía no había cambiado su denominación a Salamandra Graphic, la editorial madrileña sins entido aunó esfuerzos con FNAC para alumbrar el Premio Internacional de Novela Gráfica FNAC-sins entido, un galardón otorgado de forma anual a proyectos que, gracias a la ayuda económica y al impulso de sello y cadena de tiendas, podían ser terminados y publicados para goce y deleite de los lectores españoles. Tanto es así, que en las nueve ediciones ininterrumpidas que el premio lleva apoyando al tebeo español y a autores reconocidos o por conocer, las sendas historias que nos ha hecho llegar han podido contarse entre lo más granado de cada año. Arrancando con la gloriosa ‘Fuelle’ y siguiendo con la maravillosa y poética ‘La estación de las flechas’, han formado parte del palmarés hasta la fecha el ‘Pintor’ de Esteban Hernández, ‘La muchacha salvaje’ de Mieria Pérez, ese experimento narrativo que fue el ‘Miércoles’ de Juan Berrio, la espléndida ‘Médico novato’ de Sento Llobell, ‘Inercia’ de Antonio Hitos, ‘Chucrut’ de Ana Sainz y, cómo no, el ‘Náufragos’ que hoy ocupa nuestro tiempo y que debemos a la fusión de los talentos de Laura Pérez y Pablo Monforte.

Relato cotidiano y mundano narrado de forma que termina por desempolvar cualquier atributo peyorativo que cualquiera de esos dos calificativos pudieran dejar caer sobre ella, ‘Náufragos’ es la historia de Álex, ella y Diego, él, dos almas a la deriva en este inmenso océano que es el mundo y que, en manos de los autores, se terminan convirtiendo desde el eco lejano de los años ochenta y noventa en los que se sitúa la narración en el epítome del sentir de las varias generaciones a las que la crisis pisoteó vanos sueños de gloria: tan efectivo y elocuente es el mensaje que los autores imprimen a los textos de apoyo y a los diálogos de la obra que, cuando en uno de los primeros se puede leer “dejar de sobrevivir…y empezar a vivir, simplemente’, no pude contener un escalofrío que recorrió todo mi espinazo al sentir que podría haber sido yo mismo el que hubiera enunciado tan profundo y visceral deseo…dejar de sobrevivir de una puta vez para poder empezar a vivir, que tampoco es tanto pedir.

A caballo entre Madrid y Barcelona, y saltando atrás y adelante como decía antes entre la década de los ochenta y los noventa, resulta de gran elocuencia visual el que los autores se hayan inclinado por un tratamiento cromático tan marcado: mientras Madrid es descrita en tonalidades térreas y cálidas, Barcelona es tratada con el gélido de un gama de tonos de azul; mientras las ilusiones y sueños del “pasado” se acogen a los marrones y ocres, la cruda realidad del “presente” sucumbe ante la frialdad de la vida, esa máquina inmisericorde capaz de aplastarlo todo a su paso. La contraposición y el ritmo que el diferente colorido va creando sirve como engranaje que hinca su dentado en todos los pequeños resortes y mecanismos que Pérez y Monforte ponen en juego para atraparnos en esta historia con la que en tantos instantes diferentes podemos llegar a sentirnos identificados con uno u otro protagonista, careciendo de relevancia alguna el sexo de cada uno de ellos dada la universalidad con la que son descritos. Si a esta fundamental ventaja le unimos la amabilidad y candor del trazo de Pérez y el que, toda vez finalizado, el volumen nos deje con ganas de mucho más, creo que es innecesario afirmar que ‘Náufragos’ se alza indiscutible como una de las lecturas más sólidas de este tramo final de 2016.

Náufragos

  • Autores: Laura Pérez y Pablo Monforte
  • Editorial: Salamandra Graphic
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 200 páginas
  • Precio: 18,05 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector apasionado. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de adopción. Treintañero para cuarentón. ¡Ah! y escritor compulsivo tanto aquí como en Blog de cine.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario