‘Marvel Héroes El Castigador: Diario de Guerra’, si eres culpable…


Por esta página se ha apuntado en más de una ocasión que existen algunos personajes que no son nada fáciles de escribir, ya sea por su naturaleza o por las circunstancias que lo rodean, el poder deleitar al respetable con este o aquel héroe puede ser una tarea más que titánica. Superman es uno de estos casos, sus poderes limitan bastante al guionista a la hora de plantear una historia nueva y, otro ejemplo, es sin lugar a dudas El Castigador, antihéroe con un gran origen pero bastante “sota, caballo, rey”, algo inevitable si atendemos a su filosofía de apretar el gatillo antes de hacer ningún tipo de preguntas. Aún así, no sabemos la explicación, el durísimo Frank Castle sigue impartiendo justicia en los rincones más oscuros y sórdidos del Universo Marvel, atormentando a toda clase de criminales macuteros y a algún que otro supervillano que ha osado cruzarse en su camino.

De las numerosas cabeceras que han ido apareciendo a lo largo de los años nos llega ahora este voluminoso tomo del famoso coleccionable de Panini en el que se recuperan los números firmados (la mayoría de ellos) por un Jim Lee que daba sus primeros pasos y dejaba constancia de su maestría con los lápices. ‘Marvel Héroes El Castigador: Diario de Guerra’ es un señor librazo que nos trae de vuelta, en una edición inmejorable, los primeros veinticuatro números de aquella cabecera, la segunda, en la que el planteamiento seguía siendo muy parecido al de la principal. Básicamente, si eres mafioso, maleante, asesino o un tipo chungo de mala muerte, mejor no te cruces con El Castigador. Así, resumiendo, esto es lo que nos vamos a encontrar a lo largo de las más de seiscientas páginas aunque, claro está, todo ello contado con bastante gracia e ilustrado de la manera más brillante posible. Encima vamos a poder conocer de primera mano qué ocurrió para que alguien como Frank Castle acabara de esta manera, llevándose por delante a todo aquel que no cumpla unas sencillas normas civismo urbano.

El guionista Carl Potts (a que le tengo especial simpatía desde su implicación en uno de las colecciones más infravaloradas de la historia del comic, “Alien Legion”) sabe manejar perfectamente el elenco de personaje con los que cuenta. Los malos son malísimos y los inocentes, gente que necesita un alma cándida que se apiade de ellos y les eche una mano. Castle, tal y como hemos dicho un poco más arriba, no necesita mucho para ser feliz, con tener un pequeño arsenal a mano y algún criminal al que volarle los sesos, se da por satisfecho. Del trabajo que hace Lee al frente del apartado gráfico tampoco podemos ahondar mucho más, una delicia de páginas en las que sabe retratar a la perfección la violencia y lo sanguinario del ambiente por el que se mueve el personaje. Aquí empezó la leyenda de uno de los mejores dibujantes que hadado el medio, pese a quien le pese. Por el contenido del volumen, podemos afirmar que lo mejor de aquella colección está contenido aquí, hay más, obviamente, pero la calidad de lo que estaba por venir ya no era la misma. Para empezar, el bueno de Lee, fue reubicado en otras series de mayor calado como era La Patrulla X, esperemos que también podamos hablar otro día de esos números míticos que tantas alegrías nos dieron en su día. Hasta entonces, atendamos al Castigador y sus pistolas.
[Grade — 9.00]

Marvel Héroes El Castigador: Diario de Guerra

  • Autores: Carl Potts y Jim Lee
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 632
  • Precio: 39,95 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.