‘Marvel Gold Capitán Marvel: La Tormenta de Saturno’, rozando el velatorio


Cuando uno lleva escritas ya algunas reseñas, cae en la cuenta de la de veces que se puede incluir alguna referencia o mención a la obra de turno que, en ese momento, puede apoyar una idea o comentario. Hoy, de manera irremediable, toca hablar de “La Muerte del Capitán Marvel”, una de las novelas gráficas más importantes que han visto la luz en la historia del comic moderno y que aquí aparece por tratarse de la consecuencia directa de todo lo que se puede leer en este ‘Marvel Gold Capitán Marvel: La Tormenta de Saturno’, un nuevo volumen cargado de material clásico protagonizado por el guerrero Kree y que supone la antesala directa al trágico fallecimiento. Y claro está, si no podemos esquivar la mención a la historia firmada por Jim Starlin, sería muy extraño no ver por estas páginas a personajes emblemáticos del cosmos marvelita como son Thanos o Drax el Destructor.

No hace falta ser muy lumbreras para saber qué nos espera en este Marvel Gold, aventuras espaciales de las que La Casa de las Ideas entregaba en aquellos días, relatos llenos de épica para que los chavales impresionables dejaran volar su imaginación hasta recónditos planetas plagados de amenazas. La cosa no puede empezar más interesante ya que el tomo se abre con las consecuencias que ha tenido otra muerte, esta vez la del Titán Loco. ¿Cuáles? Pues básicamente la imposibilidad por parte de Drax de obtener venganza matando él mismo a Thanos. La solución es tan sencilla como ¿efectiva? Ir directamente por el Capitán Marvel, responsable de toda esa frustración que encierra en su ser. Tras un intercambio de golpes y demás, ambos personajes se verán luchando codo con codo contra otro viejo conocido de la cabecera, la computadora Isaac, “cacharro” bastante importante de la Luna de Saturno, que ha conseguido mantener prisioneros a los titanes, entre los que se encuentran Eros y Mentor.

Todo esto provocará una guerra de grandes proporciones que incluirá la presencia de Rick Jones y su novia Gertie, trasladando parte de la acción a la Tierra, lugar en el que asistirán villanos de la enjundia de Caos o Stellarax. Como pueden comprobar, al volumen no le falta absolutamente nada, quizás se eche de menos el nombre de Starlin en los créditos del comic pero hay que admitir que el buen capitán estaba en muy buenas manos. En concreto en las del guionista Doug Moench, escritor que tienen en su haber etapas tan reconocidas y brillantes como las de Shang-Chi o el Caballero Luna. Aquí demuestra lo bien que se le dan los relatos espaciales, haciendo un uso más que acertado de todos los elementos de los que dispone: luchas sin cuartel, majestuosos poderes que nadie parece poder explicar y discursos que alcanzan unos niveles de plasticidad que no están al alcance de cualquiera. Acompañando a Moench tenemos a Pat Broderick, uno de esos nombres que ha aparecido en multitud de cabeceras para las dos grandes editoriales, y cuyo estilo deudor de Neal Adams se adapta a la perfección a las exigencias superheroicas del guión. Y hasta aquí la andadura del Capitán Marvel, un personaje muy querido por los aficionados que, gracias a Panini, han podido disfrutar de unas aventuras exquisitas que ya pedían a gritos una reedición en condiciones.
[Grade — 8.00]

Marvel Gold Capitán Marvel: La Tormenta de Saturno

  • Autores: Doug Moench y Pat Broderick
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 224
  • Precio: 21,00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.