‘Los muertos vivientes vol.17: algo en que temer’, sin concesiones

los-muertos-vivientes-17-portada

(Be aware, spoilers ahead) Si hay algo que ha caracterizado a ‘Los muertos vivientes‘ desde que Robert Kirkman y Tony Moore la pusieran en marcha hace ya nueve años, es las pocas concesiones a la galería que el guionista ha hecho durante los 108 números que hasta ahora han sido publicados en Estados Unidos.

Traducidas en la máxima de “no te encariñes con ningún personaje porque nadie está a salvo“, a lo largo de esta década que está a punto de cumplir la serie hemos asistido a las horribles defunciones de muchos nombres clave en el discurrir de este relato de supervivencia con el que Kirman se ha situado en lo más alto del estrellato del cómic yanqui. Pero NADA, repito, NADA, nos podía preparar para lo que el guionista nos tenía reservado de cara a lo íbamos a tener que afrontar en un histórico número 100 incluído en este decimoséptimo volumen publicado por Planeta DeAgostini.

Que una serie alcance el centenar de ejemplares no es moco de pavo. Que lo haga sin haber perdido un ápice de la fuerza con la que arrancó por mor de constantes reinvenciones de aquello que hace que continúe interesando tanto a los lectores de siempre como a aquellos que la han descubierto gracias a la serie de televisión, es un logro aún mayor. Uno que demuestra que Kirkman es un escritor como pocos hay hoy por hoy en Estados Unidos, algo que su otra gran creación, la magnífica ‘Invincible‘ no hace sino refrendar a cada nuevo número.

los-muertos-vivientes-17-interior

Volviendo a lo que este volumen en general y el número 100 en particular ofrece a los lectores, Kirkman presenta aquí al que sin duda es el peor villano con el que se han enfrentado Rick y compañía. Y antes de que os lo preguntéis, sí, peor aún que el Gobernador. Su nombre, Negan. El de su mortífero bate de béisbol, Lucille. Lo que hará con dicha “arma” a uno de los personajes más queridos de la serie es de un impacto tal que, la primera vez que lo leí, tuve que volver a reelerlo dos o tres veces para poder aceptar la burrada que Kirkman se había sacado de la chistera.

Con la ayuda de un Charlie Adlard que siempre tiene muy claro como visualizar lo que Kirkman escribe, el impacto de los acontecimientos del número 100 es rápidamente dejado de lado con todo lo que sigue suceciendo en la serie, acontecimientos que, de cara al próximo volumen, situarán a nuestros queridos personajes al borde de una “guerra” que, seguro, supondrá un nuevo hito en la mejor serie de cómics que actualmente se publica al otro lado del charco.

Los muertos vivientes vol.17: algo que temer

10ACONGOJANTE
  • Autores: Robert Kirkman y Charlie Adlard
  • Editorial: Planeta DeAgostini
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 144
  • Precio: 7,50 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

4 Comentarios

  1. Nunca unas onomatopeyas fueron tan explícitas. Se me encoge el estomago y eso es algo que kirkman sabe hacer muy bien. Sigo más invincible que está serie, pero ambas demuestran su capacidad para sobrecoger.

  2. Una semana ha pasado desde que lo leí y todavía me estremezco cuando lo recuerdo. Madre mía.

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.