‘La chica de Paname’, belleza plástica

la-chica-de-paname

Inspirada en hechos reales, si hay una cualidad por la que ‘La chica de Paname’ no destaca sobre la media, esa es la estructura de su guión, que narra las desventuras de Amélie Élie —una prostituta de principios del siglo XX en el París de la Belle Epoque— basándose en unas memorias que fueron publicadas por entregas en uno de los periódicos de la época y que, quizás por ello, acaso porque la realidad es capaz de superar una vez más a la ficción y Laurent Galandon no ha encontrado una forma mejor de acercarnos a la vida de esta joven, resulta episódica y reiterativa por cuanto es un ir y venir de la protagonista en manos del último chulo que se la “camela” o de una madame prendada de ella que no sabe qué hacer para arrancarla de manos de unos hombres que sólo saben aprovecharse de su belleza sin par.

Bajo esta estructura tan lineal y carente de sorpresas que la jalonen, podría parecer que ‘La chica de Paname’ es una lectura aburrida y monótona cuando, paradójicamente, es todo lo contrario: el relato hilvanado por Galandon encuentra en esa personalidad episódica suficientes resquicios como para mantener interesados a los lectores, potenciando de forma consciente el protagonismo de las pandillas de los bajos fondos que sirven como marco de fondo a la atribulada vida de Casque D’Or —como fue conocida Amélie en su época—. De hecho, no son pocos los instantes durante la lectura que resulta muchísimo más interesante lo que el guionista nos traslada acerca de los Apaches que aquello que concierne a la ligereza de “cascos” de la prostituta, y gracias al esfuerzo hecho en dibujarnos un París, al menos para mí, completamente desconocido, los dos álbumes que aquí recoge Ponent Mon transmutan en un agradable y puntualmente intenso pasea por la ciudad de la luz de hace más de un siglo.

Ahora bien, allí donde el guión muestra sus mayores flaquezas, siempre existe la posibilidad de olvidarse de la historia que se nos está contando y centrar nuestra atención en la manera que Kas nos la está contando. Porque —y ya la portada es suficiente muestra de ello—, si hay una cualidad por la que ‘La chica de Paname’ destaca sobremanera sobre la media, esa es el superlativo trabajo que realiza Zbigniew Kasprzak, el dibujante polaco conocido como Kas. Primera obra que creo se edita en nuestro país de tan dotado artista, es lo arrebatador de sus páginas, de sus fondos y, sobre todo, de sus personajes, lo que termina convirtiendo a ‘La chica de Paname’ en una lectura altamente recomendable y lo que, en última instancia, uno termina recordando tiempo después acerca de ella: la voluptuosidad de sus féminas, la riqueza de su ambientación y la suma expresividad de los rostros de sus “actores”, valores todos que hacen de este integral uno de los más afortunados descubrimientos gráficos del 2016.

La chica de Paname

  • Autores: Laurent Galandon & Kas
  • Editorial: Ponent Mon
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 136 páginas
  • Precio: 28,50 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.