‘Khaal: Crónicas de un emperador galáctico’, épica

Khaal

Nada más comenzar a leer uno, que ya está fogueado en incontables novelas, cómics y películas de ciencia-ficción, tiene la sensación de estar frente a una historia que ya le han contando muchas otras veces de muchas otras maneras. Tanto es así, que a lo largo de las 104 páginas en las que se prolonga ‘Khaal’ resulta más o menos sencillo ir anticipándose a lo que el guión de Louis va ofreciéndonos, cosido como está a partir de una miríada de retales que tan pronto recuerdan al Riddick encarnado por Vin Diesel, como rememoran ‘La saga de los Metabarones’ de Jodorowsky y Giménez, salta al ‘Dune’ de Frank Herbert, trae a la memoria algunas de las particularidades del ‘Cita con Rama’ de Clarke o se saca de la manga referencias a ‘Battlestar Galáctica’ (la de Ronald E.Moore, no la antigua)

De tamaña mezcla (una a la que se añaden muchos más ingredientes que cada uno descubrirá de acercarse a tan fantástica lectura) surge una historia que, no por resultar familiar, deviene en un aburrimiento al servicio de lo que Valentin Sécher ofrece en estas sus primeras planchas. Antes bien, el sentido de la épica que el guionista imprime a fuego en cada página, su voluntad por tratar de fusionar tan distantes puntos cardinales del género en un único crisol (y salir airoso del empeño) y el hecho de que el relato esté preso de un ritmo espléndido que provoca, casi sin que nos demos cuenta, el devorarlo de una sentada, son valores que redundan en la notable percepción que el lector va adquiriendo de ‘Khaal’.

Una percepción, claro está, que se ve aumentada sobremanera por el sobresaliente trabajo del debutante Valentin Sécher. Pocos podríamos afirmar, asomándonos a sus magníficas planchas pintadas que este es el primer título que publica un artista al que augurarle un futuro espléndido es una obviedad del tamaño del Cañón del Colorado. De hecho, no sería muy descabellado afirmar que lo que podemos ver en sus poderosas páginas, preñadas de imaginación, recursos narrativos y claridad expositiva sorprende tanto como lo hizo el descubrimiento hace dos décadas en las páginas de ‘Marvels’ del talento de Alex Ross. Incluso me atrevería a ir un poco más allá al aseverar que el talante cinemático de las viñetas de Sécher y el sentido del ritmo del dibujante están por delante de la estaticidad que casi siempre ha caracterizado al trabajo del estadounidense, alzándose ‘Khaal’ en última instancia como toda una sorpresa para un lector que esperaba de ella poco más que un relato al uso dentro del género de ciencia-ficción.

Khaal: Crónicas de un emperador galáctico

  • Autores: Louis y Valentin Sécher
  • Editorial: Yermo ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas:104 páginas
  • Precio: 24 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.