‘Injustice Gods Among Us Año Tres’, a golpe de hechizo


Espero que al lumbreras que se le ocurrió sacar unos tebeos que sirvieran como spin-off al videojuego “Injustice: Gods Among Us” lo hayan premiado con un ascenso de esos que te solucionan la vida. El camino editorial que ha seguido en ECC Ediciones es bastante parecido al que está teniendo en los Estados Unidos, con una cantidad ingente de ediciones (grapas, tomos en tapa blanda, de mayor tamaño en tapa dura) que sigue dando beneficios a la editorial. Y lo que más llama la atención es el tipo de comic que tenemos en las manos, un producto que, en principio, debería estar destinado a todos aquellos que se pirren por los píxeles del juego pero que, sorpresa, ha terminado llamando la atención de todos los lectores del Universo DC. Y no solo eso, Injustice ha resultado ser uno de los comics más frescos e interesantes que nos hemos echado a la cara en los últimos años, uno de esos relatos que te atrapan y no te sueltan por muchas páginas que pases.

Estructurado en arcos argumentales de duración anual, la lucha entre estos dioses de coloridos disfraces alcanza la tercera entrega y, lo hace, por todo lo alto, como viene siendo habitual. La ventaja con la que cuenta esta colección es bien sencilla, al no estar sujeta a ningún tipo de continuidad, el guionista tiene absoluta libertad para hacer lo que le venga en gana, traducido en muertes inesperadas y comportamientos ultraviolentos de los que menos se espera. Ya se pueden hacer una ligera idea de lo que nos espera. En esta temporada le toca el turno a la magia (la primera fue Batman contra Superman, la segunda fue Green Lantern el que se las vio con el Hijo de Krypton), con un John Constantine encabezando la cruzada para intentar vencer al Hombre de Acero. Todo el mundo se apunta para dar lo mejor de cada uno a la hora de lanzar hechizos y conjuros, personajes como Zatanna, el Detective Chimpancé, Doctor Fate, Trigon o Raven. Todos a una.

Tom Taylor, el guionista encargado desde el primer número de narrar estas aventuras fuera de continuidad, deja este Año Tres a mitad de camino. Abandonaba la nave para iniciar su andadura en La Casa de las Ideas y el encargado de finalizar la temporada es Brian Buccellato, un nombre que podría sorprender a primera vista pero que termina haciendo un magnífico trabajo, a pesar de tener que continuar la labor de un Taylor inmenso pero que no se arruga ante tal responsabilidad. También nos vamos a encontrar el consabido baile de dibujantes, algo que se repite desde el primer año, que sin ser ninguno de ellos una súper estrella, realizan una labor más que reseñable. Los nombres de Juan Albarran, Mike S. Miller o Xermanico se suman a viejos conocidos como Bruno Redondo, Pete Woods, Sergio Dávila o Vicente Cifuentes. Quedamos a la espera de la publicación de los dos siguientes años de la colección, nuevas historias que nos dejarán muy buen sabor de boca y que despejarán el camino para “Injustice 2”, una nueva serie que ha aparecido recientemente tras el “Renacimiento” de DC y que nos trae de vuelta a Tom Taylor, razón más que suficiente para estar ilusionados ante tal anuncio.
[Grade — 9.00]

Injustice Gods Among Us Año Tres

  • Autores: V.V.A.A.
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 304
  • Precio: 29,50 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.