‘Hombre. Integral’, hacer historia

Hombre portada

De las dos razones a las que atiende el titular por el que me he decantado para una entrada tan exigente como la que hoy os traemos, voy a comenzar dando cuenta de la que menos dificultad entraña, la que se refiere a la ASOMBROSA edición integral con la que Panini nos sorprendía el pasado mes de marzo. Una edición que supone, ante todo, la culminación del deseo callado de los muchos lectores que, desde que lo descubriéramos in illo tempore en las páginas de la añorada CIMOC, siempre hemos querido tener todas las páginas escritas por Antonio Segura e ilustradas por José Ortiz bajo unas mismas cubiertas.

Estación “termini” del largo recorrido editorial que han tenido las aventuras de ‘Hombre’, la trayectoria que se ha seguido hasta llegar a las casi seiscientas páginas que recoge Panini es (casi) tan apasionante como las sensaciones que va dejando su lectura. Así, después de tener que ir de CIMOC en CIMOC dando saltos para poder realizar una lectura completa de las muchas historias, en blanco y negro o color, que la pareja de autores españoles ideó sobre tan insigne personaje, los que tuvimos la suerte de poder hacernos con ellos, pasamos a ser poseedores de los diversos volúmenes en los que Norma fue recogiendo la serie.

Unos volúmenes que se publicaron en tres formatos diferentes: un primero en tapa dura de la Colección CIMOC Presenta —que llegó a alcanzar precios prohibitivos en los sitios de coleccionismo y sigue vendiéndose por ahí en cifras que oscilan entre los 45€ y 90€—; otro en tapa blanda y mayor tamaño de la Colección BN y, por último, los cinco CIMOC Extra Color que recopilarían las historias en las que podría observarse el magnífico tratamiento cromático que Ortiz era capaz de dar a su no menos superlativo arte en blanco y negro.

Hombre 2

Con dichos álbumes formando parte de mi tebeoteca durante muchos años —tantos como casi dos décadas— no sería hasta 2013 que ese sueño de poder tener ‘Hombre’ bajo un sólo “techo” empezaría a tener visos de realidad cuando EDT, la antigua Glénat, se dispuso a publicar las historias del personaje. Pero, ay, la editorial comandada por Antonio Navarro incurre en un error inicial que termina transformándose en dos. Primero, el separar en dos volúmenes —uno para las historias en blanco y negro, el otro para las de color— el grueso de la producción de Segura y Ortiz. Segundo cuando, horror, al salir el segundo descubrimos con pavor que no se ha respetado el mismo tamaño y que EDT ha optado por un formato más grande para que las páginas con color luzcan mejor.

Tamaña decisión, que en su momento causó no pocos comentarios airados, se cuenta entre las últimas que tomará EDT antes de desaparecer a la chita callando del panorama editorial español, y nos dejará con unas ansias que sólo ahora, bajo la voluntad de Panini y el maravilloso trabajo que se está realizando desde su sello Evolution, se ven finalmente saciadas. Veintiún años han tenido que transcurrir desde que se publicara el último CIMOC Extra Color para que podamos tener en nuestras manos un volumen con el que la editorial, reza el titular, hace historia.

Pero si de hacer historia hay que hablar, entonces el discurso debe ceñirse única y exclusivamente a lo que Antonio Segura y José Ortiz consiguieron, sin excepción, con todas y cada una de las asombrosas páginas en las que los autores nos acercaron a ese mundo post-apocalíptico donde un protagonista sin nombre, el Hombre del título, recorría a pie, o en el jamelgo de turno, una tierra yerma y baldía en la que la palabra humanidad había dejado de tener sentido y se sustituía por la expresión “la supervivencia del más fuerte”.

Al hacer que su principal personaje sea epítome de dicha expresión, y dibujarlo como un antihéroe en toda regla que se rige por un código moral de lo más flexible, Segura consigue que, con pocas páginas de lectura, y sin saber mucho de él —algo que no cambiará conforme la historia, cosida a base de relatos más o menos breves, vaya avanzando— los lectores no tengamos más remedio que caer rendidos ante la evidencia de encontrarnos frente a frente con uno de los mejores personajes que se hayan publicado jamás en una página con viñetas: desagradable, borde, egoista, salvaje, machista y poseedor de un sin fin de más “virtudes”, Hombre es un logro como pocos pueden encontrarse en el medio, ya estemos ciñendo nuestra mirada a este lado del charco, como si la ampliamos a lo que nos ha podido ofrecer el cómic estadounidense.

Hombre 3

Rodeado de una galería de secundarios que, o bien no le van a la zaga, o superan con mucho su talante deleznable, y con la puntual presencia de alguna fémina llamada a suavizar algo el brutal tono en el que se mueven todas las historias —imposible quedarse o citar una sola, pocas veces encontraréis un volumen con menos desperdicio que este—; la crítica soterrada a la sociedad de hace tres décadas, más vigente hoy en día que nunca, viene a hablar, en última instancia, de lo perenne —¿alguien ha dicho eterno?— en ‘Hombre’ y de la capacidad que tenía el gran Antonio Segura para trasladarnos a mundos tan febrilmente imaginarios como terrorificamente reales.

Una capacidad, no cabe duda, que no habría sido del mismo calado que podemos encontrar aquí si ‘Hombre’ hubiera contado con otro artista que no hubiera sido el INCONMENSURABLE José Ortiz. Lo que el dibujante español era capaz de conseguir con una plumilla está al alcance de pocos nombres a lo largo y ancho de la vasta historia del medio, y a la hora de acometer la lectura de ‘Hombre’ hay que hacerlo con una premisa muy clara: que ésta podrá prolongarse más de lo que lleva leer un tebeo cualquiera por cuanto resulta imposible pasar una página sin antes haber paseado la mirada por el genio gráfico que se despliega en cada puñetera viñeta.

¿Exageración decís? Ni por asomo. Es más, si tal afirmación se cumple a rajatabla cuando de lo que estamos hablando es de las páginas en blanco y negro que inician la lectura; si a lo que hemos de referirnos es a aquellas en las que hace su aparición el color, entonces el alcance de la misma comienza a quedarse corto para poder definir con precisión lo que Ortiz ofrece en unas planchas llenas de vida que nunca, ni después de tres décadas acercándonos a ellas —’Hombre’ es uno de esos pocos títulos a los que, cada cierto tiempo, es casi obligado hacerle una relectura—, cesan de sorprender y que ahora, de mano de Panini, encuentran, ya insistía en ello arriba, la MEJOR edición que hayan conocido JAMÁS. ¿Que 60€ son muchos? Sin duda, pero pocas veces tal desembolso estuvo más justificado: ‘Hombre’ no conoce de filias ni adhesiones a un género o a una procedencia concreta, ‘Hombre’ es un tebeo que, si eres lector de viñetas, TIENES QUE TENER. Punto.

Hombre. Integral

  • Autores: Antonio Segura & José Ortiz
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 568 páginas
  • Precio: 57 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector apasionado. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de adopción. Treintañero para cuarentón. ¡Ah! y escritor compulsivo tanto aquí como en Blog de cine.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario