‘Historias del barrio. Caminos’, miserias magistrales

Historias del barrio

Tras ciertos avatares de publicación sobre los que Gabi Beltrán opinó de forma vehemente, el pasado mes de diciembre llegaba por fin a las tiendas especializadas, cuatro años después de su primera entrega, la conclusión de ‘Historias del barrio’, el tebeo autobiográfico del guionista mallorquí que ya a finales de 2011 nos había dejado boquiabiertos, elevándose sin dificultad como una de las novedades que aquél año habrían formado parte ineludible de la selección de lo mejor que esos doce meses nos dejaron en cuanto a cómic español. El que el trabajo de Beltrán y el gran Bartolomé Seguí se hubiera colado muy arriba en dicha selección se debería, sin duda alguna, a las tremendas fortalezas que el tomo de 152 páginas publicado por Astiberri atesoraba en su interior tanto si nos referimos a guión, como si lo hacemos al dibujo o, sobre todo, a la PERFECTA fusión que se daba entre ambos.

De lo que al primero concierne, resultaba dolorosamente magistral como el escritor ponía toda la carne en el asador a la hora de rememorar una infancia y adolescencia de esas que nadie desearía para un hijo. Jalonando las páginas aviñetadas con textos en los que se mostraba desnudo de cualquier adorno llamado a suavizar la realidad que hubo de vivir, lo ajeno de los recuerdos del balear no suponían ningún problema para terminar haciéndolos nuestros, sufriendo muy de cerca (tan cerca como lo haríamos de un amigo íntimo) las penurias y malas decisiones que fueron impuestas por un entorno familiar completamente disfuncional (las primeras) o tomadas por pedir a gritos una atención que nunca llegaba (las segundas).

En lo que respecta a la labor de Seguí, afirmar que el dibujante es uno de esos nombres que uno debería citar de memoria preguntado por lo mejor que el tebeo patrio es capaz de producir en la actualidad es una obviedad de una magnitud tan sólo sobrepasada por las cotas que el artista ha ido alcanzando en los últimos años por mor, ya del predecesor del tomo que hoy nos ocupa, ya por sus tres asombrosas colaboraciones con Felipe Hernández Cava; una terna que, por si alguien lleva dormido algo más del último lustro, queda compuesta por la galardonada con el Premio Nacional del Cómic ‘Las serpientes ciegas’ y las no menos imprescindibles y espectaculares ‘Hágase el caos’ y ‘Las oscuras manos del olvido’.

Historias del barrio Interior

Ahora bien, donde ‘Historias del barrio’ encontraba su golpe de autoridad definitivo, y donde ‘Historias del barrio. Caminos’ fundamenta mejor sus apabullantes fortalezas (más allá de que, por separado, los mundos de guión y dibujo sigan estando a un nivel estratosférico) es en el íntimo maridaje que se plantea entre ambos autores. Y es que ambos volúmenes son de esos cómics que, toda vez has leído, no puedes imaginar en manos de otro artista gráfico: el trazo sencillo y eficaz de Seguí y su maestría a la hora de narrar, de utilizar los recursos que cada línea del guión requiere para, lejos de vacuos alardes, contar la historia como ésta necesita, viene a unirse a unas palabras que parecen pensadas para encontrar su refuerzo definitivo en unas viñetas que encierran una capacidad evocadora y poética arrebatadora.

De hecho, son esas cualidades las que mitigan (aunque sólo en la medida en la que estrictamente necesario) la visceralidad, el dolor, la rabia y el temperamento que encierran los pequeños episodios que componen esta ‘Caminos’. Tanto sentimiento hay en lo que Beltrán y Seguí nos trasladan y tan bien queda éste plasmado que, aún considerando el hiperbólico nivel al que podríamos situar su primera parte, no parecería una insensatez afirmar que lo que aquí podemos encontrar supera con mucho aquello a lo que tuvimos acceso hace cuatro años.

Es más, vaticinando lo que seleccionaremos dentro de diez meses cuando este 2015 toque a su fin, y saltándome a la torera esas reglas no escritas que vendrían a establecer que sólo puede formar parte de nuestro Top10 aquello que se ha publicado durante los últimos 365 días, dejo aquí ya recogido mi más que firme intención de incluir a ‘Historias del barrio. Caminos’ como una de las MEJORES historias que podremos leer durante las 46 semanas que quedan para alcanzar el paso a 2016. ¿Que es muy pronto para aseverar tal cosa? Al tiempo.

Historias del barrio. Caminos

  • Autores: Gabi Beltrán y Bartolomé Seguí
  • Editorial: Astiberri
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 160 páginas
  • Precio: 18 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.