‘Gazpacho agridulce’, cómic a la algecireña

gazpacho agridulce

No podía dar crédito a mis ojos. No es que fuera un hecho inaudito —ahí está Pablo Ríos—, pero ver el nombre de mi ciudad natal en la ficha de presentación de un cómic siempre es algo que, cuanto menos, despierta la mayor de las curiosidades. Y si, como era el caso, el susodicho volumen venía firmado por una dibujante china, la curiosidad aumentaba sobremanera por aquello de que las páginas autobiográficas firmadas por Quan Zhou Wu estaban llamadas a arrojar algo de luz sobre el oscurantismo que suele rodear a las vidas de unos inmigrantes que, bien en sus típicos restaurantes, bien en esos bazares que copan cualquier ciudad que se les ponga a tiro, forman parte ya de nuestro discurrir diario.

En este sentido, el acercamiento de Zhou a las costumbres de su raza deja algo frío al lector ya que, al margen de algún que otro detalle suelto, en aquello que más hincapié hace la joven autora es en el fuerte sentido del honor de nuestros vecinos y el más intenso talante patriarcal que, impreso a fuego en su ADN, hace por ejemplo que la búsqueda de un hijo varón se convierta en casi una obligación por parte de las parejas provenientes de China. Más allá de eso, como decía, ‘Gazpacho agridulce’ descubre muy poco sobre la cerrada cultura oriental, dedicando sus esfuerzos a repasar unos recuerdos que serían extrapolables a cualquier inmigrante cuya forma de vida chocara de frente con la nuestra.

Centrando nuestra atención en los aspectos meramente gráficos y narrativos, hay que apuntar que lo que Zhou cuenta funciona mucho mejor en su espléndido Tumblr que en una página impresa que no termina de ser aprovechada en todo lo que a secuencialidad se refiere. En otras palabras, que si bien la algecireña es brillante cuando se trata de plasmar un anécdota en los sencillos términos de un par de viñetas, al saltar a las 136 páginas que conforman el volumen publicado por Astiberri se nota la bisoñez de alguien a quien le queda camino por recorrer en este mundillo. Eso sí, de lo que no cabe duda es de que ‘Gazpacho agridulce’ es un primer paso muy firme para llegar a hacerse un nombre en el abotargado mundillo del tebeo nacional, y también que la simpatía y honestidad que derrochan las historias que aquí quedan recogidas son una baza que, mejor conjugada con una narración más sólida, apunta maneras.

Gazpacho agridulce

  • Autores: Quan Zhou Wu
  • Editorial: Astiberri
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 136 páginas
  • Precio: 13,30 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector apasionado. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de adopción. Treintañero para cuarentón. ¡Ah! y escritor compulsivo tanto aquí como en Blog de cine.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario