‘Fatale 2. Los trabajos del diablo’, el noir desde el abismo

Fatale 2

Hace pocos días, en las líneas que dedicábamos a ‘Batman: Ciudad rota y otras historias’, hablábamos del tándem Brian Azzarello y Eduardo Risso como uno de los más consolidados del panorama actual estadounidense. Casualidad (o no) el azar quiere que hoy dediquemos nuestro tiempo a dar cuenta de los dos volúmenes que hasta la fecha ha publicado Panini de ‘Fatale’, la serie de Image que desde 2012 suponía el cuarto encuentro entre los incuestionables talentos de ese maestro del género negro en el cómic que es Ed Brubaker y del gran talento narrativo que dimana siempre de las viñetas de Sean Phillips.

Hablar de ellos es, de la misma forma que hacíamos con Azzarello y Risso, hablar de dos artistas cuyos trabajos en conjunto han supuesto los momentos más álgidos de sus respectivas trayectorias y prueba de tal afirmación son las dos magistrales «temporadas» de ‘Sleeper’, todos y cada uno de los arcos argumentales que conforman el increíble tapiz del género que es ‘Criminal’ (una serie de la que volveremos a hablar en breve a colación del segundo integral publicado por Panini) y, cómo no, esa ‘Incógnito’ en la que guionista y dibujante exploraban de forma alucinante las fronteras de aquello que hace a un villano ser cómo es.

Con todo ese background a prueba de bombas (porque es a prueba de bombas, que a nadie le quepa duda) Brubaker y Phillips tenían medio camino sembrado para, hicieran lo que hicieran, contar con el favor mayoritario de aquellos que habíamos seguido con ahínco sus anteriores incursiones en el noveno arte. Pero, como suele pasar con los grandes del medio, acomodarse en una posición no es sinónimo de descenso de calidad, y lo que los dos responsables de ‘Fatale’ ofrecen en este noir de tintes fantásticos es, de nuevo, un ejemplo categórico del superlativo nivel en el que se mueve su forma de entender el cómic.

Fatale 2-interior

A vista de pájaro, ‘Fatale’ no pasaría de ser una incursión más de Brubaker en el género que tanto y tan bien ha abonado desde hace años. Un género que ha contaminado (en el buen sentido de la palabra) la práctica totalidad de la producción del escritor dejándose sentir con especial singularidad en las cabeceras de superhéroes que ha abordado, ya sea aquella dedicada a cierta felina de Gotham, ya al defensor de la verdad y la justicia más veterano del Universo Marvel. Pero que nadie se lleve a engaño, por más que su título haga clara referencia al término francés que se usa normalmente para definir a las féminas de los relatos de corte noir, lo que Brubaker combina aquí trasciende el género de manera genial.

La trama de la serie se desarrolla en dos tiempos bien diferentes, un «presente» en el que un hombre se obsesiona por descubrir quien es la misteriosa mujer que apareció y desapareció de su vida dejando una huella de pesadilla y el pasado, en el que conoceremos a Josephine, una mujer que arrastra a la locura a todo caballero que se le pone por delante y que oculta un secreto que, en mayor o menor medida, con más o menos intensidad, ira sirviendo a Brubaker de McGuffin de una acción que, sin querer desvelar mucho más (cualquier desliz acerca de la misma sería «fatal»), le tira los tejos de manera nada velada al imaginario de H.P.Lovecraft y que, en los doce números que hasta ahora se han podido leer en castellano, ofrece un potencial que en U.S.A ha alcanzado cotas impresionantes.

Las mismas que, por otra parte, roza cada dos por tres el dibujo, la narrativa y el ritmo con el que Sean Phillips insufla vida a los guiones de Brubaker. Con el rodaje adquirido por las muchas colaboraciones con el guionista, el arte de Phillips se caracteriza, sobre todo, por la naturalidad con la que fluye junto a la historia, sin que en ningún momento quepan pensamientos como «a este relato le habría ido mejor otro dibujante» o «aquí hubiera funcionado otro tipo de composición». Es tal la solidez de la sinergia establecida entre escritor y dibujante que atribuir la paternidad de ‘Fatale’ a uno de ellos sin tener en cuenta al otro resulta tan inconcebible como que cualquier aficionado al noveno arte no se acerque a esta serie que tantas emociones nos reserva aún.

Fatale 2. Los trabajos del diablo

  • Autores: Ed Brubaker y Sean Phillips
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas:136 páginas
  • Precio: 15 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.