‘Extremity’, alla ‘Mad Max’

Despiadada, salvaje y cruel. Ahí tenéis tres epítetos que definen a la perfección a ‘Extremity’, nueva apuesta mensual de Image que, en los ocho meses que lleva apareciendo, ha pasado del tímido notable inicial que servidor le habría otorgado allá por marzo, a asentarse en el consolidado sobresaliente al que han accedido sin despeinarse sus números más recientes. Desarrollada en un mundo fantástico en el que diversos clanes se disputan de la forma más cruenta posible un poder que no es de nadie, es no obstante la épica con la que Daniel Warren Johnson y Mike Spicer caracterizan a la serie la que, sin lugar a dudas, hace de ella un producto tan singular y atractivo. Y eso por no entrar en detalles del dibujo de Spicer, un alumno aventajado de Geoff Darrow que, con estilo similar al legendario dibujante de ‘Hard Boiled’, suma un valor que éste a veces no cultiva del todo bien, la claridad en la narrativa. Una serie para no perder de vista. Palabra.

17 del 2017 (I): El cómic estadounidense

No por concisas, que lo son, podrían tacharse a las líneas superiores como escasas a la hora de condensar con precisión todo aquello que rodea a la lectura de ‘Extremity’, una de las mejores series que nos llegó durante 2017 desde el otro lado del Atlántico —como demuestra el haberla incluido en nuestra selección de aquél año— y un ejemplo más de que, y esto es algo que ya os sonará tremendamente manido, hoy por hoy, quien pincha y corta de manera más contundente en el panorama editorial estadounidense es, sin lugar a dudas, Image Comics.

Los motivos para ello, que ya hemos expuesto en incontables ocasiones cada vez que nos hemos acercado por aquí a una de sus colecciones, quedan todos mostrados en sus modos más excelsos en las páginas de esta historia de ciencia-ficción post-apocalíptica que marida el mundo violento, salvaje, descarnado y brutal que George Miller comenzara a construir hace ahora cuarenta años con la primera entrega de ‘Mad Max’, con un espíritu directamente extraído de la iconografía Ghibli, dando como resultado el choque de ambos universos tan dispares un híbrido asombroso de principio a fin que a lo largo de sus doce números da muestras de una genialidad que incluso llega a elevarse a cierta distancia de los títulos que uno señalaría como lo más granado e imprescindible de Image.

De entre esos argumentos que hemos utilizado alguna vez y que cabrían subrayar como seña de identidad de la editorial fundada por aquél grupo de artistas que se rebelaron contra el stablishment a comienzos de los noventa, está la rabiosa personalidad que atesora el trazo de Daniel Warren Johnson; una personalidad que funde, bajo una misma idiosincrasia, la delicadeza de Hayao Miyazaki para con esa obra maestra suya al dibujo que es ‘Nausicaa del valle del viento’, con influencias notables del mundo yanqui que, a mi entender, tienen a Paul Pope y Geoff Darrow como mayores préstamos. Del crisol en el que todo ello se funde resulta un dibujo vibrante, dinámico, de una narrativa asombrosa y potente, un control sobre la expresividad de los personajes espectacular y una imaginación maravillosa que nos lleva de la mano a un mundo tan lejano y fantasioso como cercano y plausible, algo que se explica por la tridimensionalidad de sus personajes.

Y ahí encontramos otra de las señas de identidad que, haciendo un enorme ejercicio de abstracción con respecto a todo lo que las separa, unen a cabeceras tan dispares como ‘The Walking Dead’, ‘Jupiter’s Circle’ o ‘Saga’; el que, más allá de versar sobre zombis, familias disfuncionales de superhéroes o guerras entre razas opuestas en el otro confín de la galaxia, todas atesoren protagonistas con los que resulte tan sencillo sentirse plenamente identificados, con los que empaticemos de manera veloz y con los que padezcamos muy de cerca sus tragedias y alegrías. En ‘Extremity’, Warren Johnson consigue que en Thea Roto y Shiloh —por citar a las dos cabezas más visibles de un «reparto» sin par—hallemos un apoyo fundamental para invertir sentimientos y que, al hacerlo, el pago por parte de su trabajo sea tan satisfactorio, tan pleno a nivel emocional, como el mejor filme o la mejor serie de televisión.

Hablando de series, y sabiendo de la facilidad con la que Robert Kirkman parece moverse entre el mundo del papel y el de la producción para plataformas de VOD —iba a decir cadenas de televisión, pero ya suena a vetusto, ¿no creéis?—, no me extrañaría nada que, de aquí corto-medio plazo, ‘Extremity’ lograra encontrar su hueco en la parrilla de Netflix, HBO o Amazon Prime. Es más, es que ya espero inquieto el día en que alguna de éstas compañías hagan oficial lo que a mi juicio debería ser inevitable porque, si ya en papel es de una calidad tan excelsa, no me quiero ni imaginar lo que un showrunner en condiciones podría llegar a hacer con un material tan cinematográfico como el que nos regala ‘Extremity’. Fijaos cómo será, que voy a terminar estas líneas con un topicazo de esos que podríamos denominar de novato: si sólo puedes comprarte un tebeo este mes, hazte un favor y que ese tebeo sea ‘Extremity’nos lo agradecerás.

Extremity

  • Autores: Daniel Warren Johnson y Mike Spicer
  • Editorial: Planeta Cómic
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 304 páginas
  • Precio: 23,75 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.