‘Esteban. Integral 1’, grandiosa aventura

Esteban_portada

De haber llegado a tiempo, esta reseña que hoy ve la luz habría respaldado de forma más categórica la elección de este primer integral de ‘Esteban’ como una de las mejores lecturas que, en lo que a cómic europeo se refiere, servidor pudo hacer en el año que se cerró hace tres semanas. Lamentablemente, y aún contando con un ritmo de publicación diario que —en otro orden de cosas— considero irreprochable, muchas han sido las lecturas que, por un motivo u otro fueron metiéndose por medio e impidiendo que estas líneas sobre el primer trabajo de Matthieu Bonhomme como autor completo se unieran a aquellas que dedicamos el pasado mes de septiembre cuando valoramos la espléndida colaboración del artista francés junto a Lewis Trondheim en ese singularísimo western que fue ‘Texas Cowboys’.

Sea como fuere, y haciendo caso al refrán de que “nunca es tarde si la dicha es buena”, ocupamos hoy nuestro tiempo en desgranar un título sobre el que ya pude avanzar que era una precisa y maravillosa mezcla entre lo mejor de dos superlativos mundos: el que configurara Herman Melville hace casi siglo y medio cuando publicó ‘Moby Dick’ por primera vez y aquél que le debemos tanto al británico Patrick O’Brien como al australiano Peter Weir, como padre del Capitán James Aubrey y cineasta que supo trasladar sus aventuras a la gran pantalla en una cinta que, como poco, merece el calificativo de MAGISTRAL.

Del maridaje del espíritu de ambos mundos literario-cinematográfico nacen dos álbumes que, recogidos por Norma en este primer integral sirven, en primera instancia, para dar precisa cuenta de que la grandeza del talento de Bonhomme no se restringe, ni mucho menos, a los cuatro lados de su mesa de dibujo, demostrando el francés lo mucho que ha aprendido de sus contactos con nombres como los de Trondheim, Fabien Vehlman o Gwen De Bonneval, guionistas todos de los trabajos que la editorial catalana nos ha hecho llegar hasta la fecha del dibujante bajo títulos imprescindibles como ‘El Marqués de Anaon’, ‘El espíritu perdido’ u ‘Omni-Visibilis’.

Esteban interior

Contando, a la manera de Melville o Robert Stevenson en su ‘La isla del tesoro’ con un joven protagonista con el que resulta tremendamente sencillo identificarse, las brillantes concomitancias que Bonhomme plantea hacia sus referentes literarios se alejan de la mera copia y entroncan con mayor fuerza con el homenaje consciente planteado desde el respeto y la más que probable admiración del artista hacia esos libros de cabecera del género de aventuras. De hecho, dichos préstamos conjugan a la perfección el ser reconocibles de forma inmediata (acaso el más evidente de todos sea lo “Ahabiano” del capitán del Leviatán, el navío en el que se enrola Esteban) con la más que loable propiedad de presentarse ante el lector de renovadas formas.

Unido a ello, a que todo es reconocible y nuevo al mismo tiempo, tenemos ante nosotros una historia narrada con envidiable ritmo que no nos da ningún descanso, guiándonos la pluma y el lápiz del artista francés a un pasado y unas localizaciones geográficas que gritan ¡AVENTURA! por los cuatro costados. Tanto es así, que no es nada complicado dejarse llevar por la franqueza del espíritu que emana de las fantásticas planchas de Bonhomme, que ratifica de manera categórica, ya por sus precisas caracterizaciones, ya por lo portentoso de una narrativa espectacular, que lo que le habíamos leído hasta ahora no era sino el soberbio preludio de una tebeografía a la que le auguramos grandes incorporaciones futuras.

Los cinco álbumes que la serie lleva publicados en Francia parecen querer venir a corroborar que las magníficas impresiones que este primer integral nos ha dejado no se circunscriben al que esto suscribe. Lo que resta esperar es, como siempre, que Norma no se demore en la publicación de la próxima entrega de un tebeo que, desde ya, ha venido a colocarse entre mis favoritos personales del género al que pertenece. Considerando la fuerte competencia que atesoran mis estanterías, afirmar lo anterior no es, como suele decirse, “moco de pavo”.

Esteban. Integral 1

  • Autores: Matthieu Bonhomme/li>
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 104 páginas
  • Precio: 20 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.