‘Escuadrón Suicida Volumen 3: Villanos’, el invento sigue funcionando


“Young Justice de Peter David”, “Superboy de Karl Kesel”, “Nightwing de Chuck Dixon” o “Los Nuevos Titanes de Marv Wolfman”, son títulos que gozaron de bastante popularidad en su día y, desde entonces, no hemos podido disfrutar de una nueva edición. Desde que ECC Ediciones se hizo con los derechos de publicación de DC Comics en España, se han ido recuperando algunas series que siguen ese camino, colecciones que muchos queríamos tener en nuestras manos para su uso y disfrute, y aparentemente parecía una misión imposible. Mientras que los mencionados un poco más arriba nos llegarán en su momento (crucemos los dedos), ahora mismo nos quedamos con este ‘Escuadrón Suicida Volumen 3: Villanos’, tercera entrega de una serie clásica y mítica, precursora de muchas formaciones que, hoy en día, ha servido de inspiración a autores de reconocimiento. Eso sí, teniendo en cuenta la actualidad del Escuadrón, no se debe olvidar que estas aventuras aparecieron por primera vez allá por el año 1988, con sus virtudes y sus defectos, que nadie se espere la acción hardcore de Harley Quinn y los suyos. Es otro ritmo.

Eran otros tiempos, una década marcada por nombres como los de Frank Miller o Alan Moore, guionistas cuyas obras son consideradas pilares del Noveno Arte, trascendiendo en muchas ocasiones el género. Sin embargo, esa sensación de estar ofreciendo un producto para adultos a lectores no adultos necesitaba de autores menos “endiosados” y es así como surge el Escuadrón Suicida de John Ostrander. Héroes (o antihéroes) protagonistas de un tebeo que cuenta con todos los elementos que pueden gustar y “engatusar” a la juventud lectora: misiones imposibles y peligrosas, villanos de una maldad si límites, actuaciones fuera de la ley y, por supuesto, la acción y la violencia tan característica de aquellos días. Resumiendo, una delicia. Estas son las reglas para poder disfrutar de una obra tan peculiar como es la de Ostrander, vayan preparándose para conspiraciones en las sombras y algunos giros de guión imposibles que, seguramente, si tuviéramos menos cultura “tebeil”, nos dejarían más tiempo boquiabiertos.

Tras las dos primeras entregas, tanto personajes como modus operandi quedan presentados a la perfección, le toca el turno a las aventuras más puras desde que se inició la colección, Escuadrón Suicida 100%. Los personajes no podrán confiar en nadie, ni en la gente que les manda realizar misiones de dudosa finalidad, ni en los compañeros que tendrán para acometer las órdenes, es el precio que tienen que pagar si quieren redimirse de sus actos pasados. Dejamos atrás a Nightshade, punto importante de todo lo leído anteriormente, y vamos dando paso al resto de integrantes de los que iremos conociendo más datos. De Rick Flagg, de Tigre de Bronce, del Capitán Boomerang y, por supuesto, de Amanda Waller, personaje tan importante como odiado por el lector (a pesar de tener su punto de carisma) ya que son sus actos los que suelen poner en jaque al resto del grupo. Será de nuevo Luke McDonnell el encargado de ilustrar las ideas de Ostrander, con su estilo agradable y correcto, ayudado en ocasiones por otros artistas como Peter Krause, Graham Nolan, Keith Giffen o Grant Miehm. Una entrega que nos deja con ganas de más, algo que no se debe hacer de rogar demasiado ya que ECC le ha dado bastante vidilla a la colección en los últimos meses.
[Grade — 8.00]

Escuadrón Suicida Volumen 3: Villanos

  • Autores: V.V.A.A.
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 280
  • Precio: 28.50 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.