‘El Universo DC de Mike Mignola’, antológica antología


Nunca he sido partidario de este tipo de volúmenes, un tomo donde tiene cabida todo tipo de historias, sin guardar una relación más o menos definida, salvo por la autoría de las mismas. Se corre el peligro de que no todo el material esté a la misma altura, porque este o aquel autor sea un fuera de serie ahora, puede que no lo fuera hace algunos años, sin embargo, tanto lo firmado ahora como en el pasado compartirán espacio en el tebeo. DC Comics lleva ya un tiempo poniendo en circulación algunas antologías de autores punteros, nombres representativos del medio que han firmado relatos de enjundia para la editorial de Burbank. Ahí están los de John Byrne, Neil Gaiman, Brian K. Vaughan o, el más reciente, ‘El Universo DC de Mike Mignola’, un señor tomo que ECC Ediciones nos trajo hace poco y que recoge todo tipo de historietas firmadas por el creador de Hellboy.

Un cajón de sastre donde el de California deja constancia de su pasado deceita tras su paso por La Casa de las Ideas, alternando títulos de todo tipo de géneros. Hay de todo y para todos los públicos, imperando, por supuesto, la temática superheroica con un Superman y Batman como estandartes más visibles. Desde entregas de Action Comics, Superman, Legends of the Dark Knight o Gotham Knights hasta miniseries míticas que cuentan con una presencia mayor en el total del volumen. De esta manera nos encontramos con “Mundo de Krypton”, miniserie de cuatro entregas guionizada por John Byrne y que serviría para redefinir al personaje de manera definitiva. Pero no queda ahí la cosa, ya que también habrá lugar para la rama mágica de DC con un anual de La Cosa del Pantano guionizado por Gaiman que hará las delicias de los aficionados del material más “Vertigo”. Incluso la historia perteneciente a las “Leyendas del Caballero Oscuro” tiene cierto aroma a “mal rollo” (algo inevitable si hablamos de Mignola) que bien podría enmarcarse en el sello para lectores adultos de DC.

Sin embargo, y siempre para este humilde reseñador, hay tres relatos que sobresalen del resto, nostalgia y buenos recuerdos aparte. El primero de ellos es la novela gráfica “Ironwolf: Las Llamas de la Revolución” de la que guardo un grato recuerdo a pesar de no ser una lectura fácil. Segundo, la miniserie protagonizada por El Fantasma Errante, cuatro números que vieron la luz en sendos especiales “DC Premiere” de la editorial Zinco y que, a día de hoy, sigue siendo una lectura de lo más deliciosa. Al igual que el tercer título en discordia, “Batman: Luz de Gas”, mi primer contacto con Mignola hace años y un guión en el que el defensor de Gotham se cruzaba con el mismísimo Jack el Destripador. Resulta muy curioso y satisfactorio el ver la evolución del dibujo de Mignola a lo largo del grueso volumen, siempre manteniendo sus señas de identidad (líneas rectas y un uso de las sombras para quitarse el sombrero).

También habría que hacer mención al extenso grupo de guionistas que ponen su granito de arena para lucimiento del dibujante. A los mencionados Byrne y Gaiman se les unen Brian Augustyn, Dan Raspler, Howard Chaykin, John Francis Moore, Paul Kupperberg, Roger Stern, Steve Purcell o Troy Nixey. Sí, ya sé lo que he dicho al abrir esta reseña, pero hay que tener en cuenta que estamos ante un autor que, una vez que llegó a lo más alto, ahí se mantuvo con el paso de los años, y si se sacan de la manga una antología como esta, cargada de buenos tebeos, algunos de ellos prácticamente inencontrables, lo único que puedo hacer es tragarme mis palabras mientras saboreo cada una de las páginas que la componen.
[Grade — 9,00]

El Universo DC de Mike Mignola

  • Autores: V.V.A.A.
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 496
  • Precio: 41,50 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.