‘El cumpleaños de Kim Jong-il’, cruda y demoledora

Acaso la genialidad más grande de cuantas podrían valorarse acerca de ‘El cumpleaños de Kim Jong-il’, es que durante toda su lectura, nunca llegues a plantearte que lo que tienes delante sea una ficción, pensando en todo momento que lo que Aurélien Ducoudray y Mélanie Allag ponen en juego en las casi 150 páginas del volumen publicado por Astiberri es la historia real de personajes reales que vivieron en la represión extrema del régimen de Pyongyang y que lograron escapar del mismo para poder contarle sus experiencias al reportero y guionista.

No del todo incorrecta, puesto que el escritor basa su narración en las experiencias de coreanos del norte que pudieron escapar de las garras de Kim Jong-il —el padre del actual líder supremo del régimen norcoreano—, dicha sensación habla con contundencia del superlativo trabajo de (re)construcción que Ducodray hace de la vida en tan convulsa región del lejano oriente hace veinte años —puesto que, por la muerte de Kim Il-sung, podemos situar la acción a mediados de los noventa—, aunque bien podría tratarse de la actualidad sabiendo de la cerrazón y la opresión con la que se sigue viviendo bajo la atenta mirada de Kim Jong-un.

Cruda, descarnada y sin reparos en trasladarnos lo que sería tachado de una burda maniobra propagandística occidental plagada de mentiras y falacias por cualquier organismo oficial norcoreano, ‘El cumpleaños de Kim Jong-il’ es una lectura asombrosa que atenaza nuestro corazón y oprime nuestro ánimo al contemplar, con nuestra mirada libre, como la manipulación, el miedo, la tortura y el lavado de cerebro son herramientas que se utilizan como moneda de cambio habitual en una tierra cuyas nuevas generaciones son aleccionadas desde la cuna para adorar al régimen y no cuestionarse ni la más mínima fisura del discurso de opresión con el que el gran hermano que es el gobierno pretende controlar las vidas de todos y cada uno de los más de veinticinco millones de habitantes de tan retrógrada porción de tierra.

Dejando pues boquiabierto a una mirada occidental a través de las muchas salvajadas y «peculiaridades» que formaban, y forman parte de la vida diaria de los ciudadanos del régimen de Pyongyang, es con su simpleza y claridad que el dibujo de Mélanie Allag desmonta en primera y última instancia cualquier muro que queramos levantar ante las diversas arremetidas que el guión va realizando. Cada vez que nos descuidamos y nos dejamos llevar por el simpático talante de las páginas de la artista francesa, y creemos que nada malo puede aparecer en ellas, el golpe que recibido es más y más fuerte, no pudiendo imaginar mejor y más eficaz combinación para conseguir que ‘El cumpleaños de Kim JOng-il’ funcione como lo hace, como un apetitoso caramelo relleno del más terrible veneno que ingerimos con sumo placer.

El cumpleaños de Kim Jong-il

  • Autores: Aurélien Ducoudray & Mélanie Allag
  • Editorial: Astiberri
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 144 páginas
  • Precio: 17,10 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.