‘El Castigador 7. Barracuda’, un secundario sin par

Dos semanas han pasado y ya volvemos a tener con nosotros al bueno de Frank Castle repartiendo “estopa” como sólo el sabe hacerlo. Y si en el volumen 6 el objeto de sus iras era una red de esclavistas que traficaban con mujeres de la Europa del este en pleno Nueva York —un blanco poco usual para lo que uno pensaría que es el campo de acción de el Castigador—, en esta ocasión, y demostrando que Ennis no se frenó ni un ápice mientras estuvo al mando del personaje, será una maligna mega-corporación eléctrica la que sufra las iras del justiciero de la calavera en el pecho cuando, de forma muy similar a cómo sucedía en ‘Los esclavistas’, el destino de Castle se cruce con el de una de las víctimas de los chanchullos de la citada compañía.

El irlandés continua aquí en la tónica habitual con la que marcó a fuego los sesenta números en los que estuvo al frente de la cabecera —a los que habría que sumar, que aquí no nos olvidamos de nada, los otros tantos que conformaron su estancia en el sello Marvel Knights junto al personaje— añadiendo para la ocasión ese humor socarrón y de tonalidades oscuras que tan bien le ha funcionado siempre y que tiene sus máximos exponentes en ‘Predicador’ o en la citada etapa del Castigador en el sello “de los caballeros”. La mezcla, como os podéis imaginar, resulta explosiva, y el que Ennis no se amedrente ante cualquier salvajada que pase por su siempre bullente imaginación es árbol del que nacen unos frutos endiabladamente salvajes.

De entre todos ellos, el que hace tremendamente especial y de cierta relevancia a este volumen 7 de la colección Marvel Saga que Panini viene dedicando a Spiderman, Daredevil, Jessica Jones y nuestro querido vigilante, es sin duda el personaje de Barracuda, un negro inmenso cuya tamaño tiene igual en una mala baba incontenible que lo convierte, de forma directa, en la mejor némesis de cuantas han tenido la desgracia de cruzarse en el camino de Castle —y sí, ahí incluyo eso al Ruso y a Ma Gnucci—: la forma en la que Ennis lo presenta, cómo se las apaña para que el cabronazo del “villano” nos caiga bien en dos viñetas y el modo en que discurren todas las acciones que con él tienen que ver encuentran traslación brillante en el dibujo de Goran Parlov, un artista que por fin aporta el empaque que le faltaba a la serie desde el comienzo y del que todavía tendremos mucho que hablar cuando ésta toque a su fin.

El Castigador 7. Barracuda

  • Autores: Garth Ennis & Goran Parlov
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 160 páginas
  • Precio: 14,25 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.