‘Doggybags #1’, antología brutal

Doggybags

Como en toda antología que se precie, y aunque su temática sea de corte decididamente fantástico —mezclado, eso sí, con un sentido de la violencia que no se corta un pelo a la hora de mostrar desmembramientos, cercenamientos y demás lindezas hemoglobínicas—, ‘Doggybags’ es un volumen que tiene de todo para todos los amantes del tipo de tebeo cuyas filias encajen, obviamente, con el perfil al que van destinadas las tres historias aquí recogidas por Dib-buks. Y, como suele pasar casi siempre en una obra comunal —editada en Francia de forma individual, todo hay que decirlo—, es inevitable cerrar el volumen con la sensación de tener una clara favorita sobre las demás. En mi caso, casi podría haber afirmado cuál iba a ser ésta incluso antes de abrir el tomo por cuanto venía firmada por mi admirado Florent Maudoux, el artista detrás de la sensacional ‘Freaks’ Squeele’ y uno de los mayores talentos gráficos que hoy por hoy hay al otro lado de los Pirineos.

Responsable de la historia intermedia de las tres que conforman estas “bolsas de perros” —en clara alusión a las ‘Bodybags’ (Bolsas de cadáveres) que John Carpenter usaba como excusa a principios de los noventa para producir el filme de segmentos de título homónimo—, Maudoux nos acerca en ‘Masiko’ a una historia de venganza y muertes por doquier que, en esencia, no se aleja mucho de lo que le hemos visto desplegar hasta ahora en la citada ‘Freaks’ Squeele’. De hecho, si no fuera porque está aquí recogida, cabría pensar que el personaje central —la Masiko del título— es una ex-alumna del mismo centro al que acuden los protagonistas de aquélla. Pero no nos desvíemos. Haciendo gala de la misma potencia narrativa, la misma claridad a la hora de plasmar una acción alucinante y la misma capacidad para dibujar unos personajes y escenarios de película, lo que Maudoux pone aquí en juego oblitera por completo los notables esfuerzos que podemos contemplar en el resto de las páginas de ‘Doggybags’.

¿Quiere ésto último decir que ni lo plasmado por Singuelin ni lo que RUN nos ofrece vale la pena? Para nada. Simplemente que, en la odiosa e inevitable comparación con la historia de Maudoux, ambas quedan por debajo —siempre, por supuesto, según el criterio del que ésto suscribe. Valoradas de forma individual, tanto el breve relato sobre hombres lobo y aceptación de la verdadera naturaleza de uno mismo que es ‘Fresh Flesh & Hot Chrome’ como el ‘Vivo o muerto’ con el que RUN, instigador del proyecto, cierra el volumen rememorando, no sé si de forma consciente o inconsciente, a cierto capítulo de ‘Alfred Hitchcock Presenta’; ofrecen al lector lo que la lectura promete desde su portada, esto es, emociones fuertes, imágenes sobrecogedoras y entretenimiento a patadas. Y eso, más allá de cualquier disquisición sobre la mayor o menor calidad de unas u otras, ya es justificación suficiente para dejarse llevar por la original propuesta que es ‘Doggybags’. Una propuesta de la que, sí o sí, queremos más y lo queremos ¡¡YA!!

Doggybags

  • Autores: Guillaume Singuelin, Florent Maudoux y RUN
  • Editorial: Dib-buks
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 112 páginas
  • Precio: 14 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector apasionado. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de adopción. Treintañero para cuarentón. ¡Ah! y escritor compulsivo tanto aquí como en Blog de cine.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario