‘Demon de Garth Ennis Volumen 2’, macarras a todo ritmo


Hoy en día, teniendo en cuenta la inmensa cantidad de comics que ven la luz en un mes cualquiera de publicación, no podemos dejar de preguntarnos si, algunos de esos tebeos, realmente tienen el mínimo interés imprescindible como para que alguien se decida a adquirirlo. No es nada nuevo que, ante el evento de turno, empiecen a aparecer todo tipo de miniseries destinadas a los aficionados más completistas pero que no dejan de tener cierto tufillo de producto infame. Es en este momento cuando se nos enciende una lucecita en la cabeza y nos planteamos la razón de que “eso” vea la luz y otras cosas de gran calidad permanezcan en el olvido de las reediciones pendientes. Al ver por fin este ‘Demon de Garth Ennis Volumen 2’ podemos respirar un poco más tranquilos, se ha hecho algo de justicia con un material que permanecía inédito en nuestro país, algo que teniendo en cuenta el guionista, no era muy lógico.

Vale, puede que este Demon no sea el mejor trabajo del irlandés, pero podemos afirmar de manera rotunda que supera con creces a la mayoría de las medianías que desfilan por las estanterías de nuestras librerías. Veinte años después de su publicación, DC Comics ha tenido a bien poner en circulación un par de volúmenes con toda la etapa firmada por Ennis y por su inseparable John McCrea, ECC Ediciones, que anda siempre bastante rápida de reflejos, ha hecho lo propio con esta edición patria. Un trabajo que le cayó del cielo al guionista, una oportunidad de oro para demostrar en la editorial su valía, con una colección que estaba al borde de la cancelación, haciéndola interesante a cada nueva entrega que veía la luz. Recogido el testigo que le entregaba otro grande, Alan Grant, Ennis empezaba de manera titubeante pero poco a poco les cogía el pulso a los personajes y le imprimía su sello personal.

Nos vamos a despedir del personaje con una serie de historias completamente alocadas, Ennis se olía que a la colección le quedaba poco tiempo de vida, así que decide pisar el acelerador y lo da todo en estos últimos tebeos. “La Saloma del Capitán Escoria”, “Hijos y Amantes”, “Hora Cero”, “Dejad a los Niños” y “El Día más Largo” sirven de canto del cisne a una de las macarradas más hilarantes que han visto la luz. Se potencia la dualidad Jason Blood/Etrigan para dar momentos memorables, nos encontramos con algunas pinceladas de influencia artúrica gracias a la presencia de Merlín, rememoraremos el origen del personaje debido a ese número 0 que tuvieron todas las colecciones en aquel lejano mes de octubre y veremos los planes futuros que Etrigan tiene para su tierno retoño. Un segundo volumen bastante más entonado que el primero, se nota que Ennis se va sintiendo cada vez más cómodo con todo. Sin embargo, no sirvió para salvar a la serie de la quema, aunque sí para que pudiera dar rienda suelta a sus salvajadas en la secuela extraoficial de este Demon, ‘Hitman’, serie que esperemos ver pronto por estos lares. Corto pero intenso, la colaboración de estos dos colegas, Ennis y McCrea, no puede ser más divertida y de vez en cuando viene bien disfrutar de una lectura más ligera, dejando un poco al lado la intensidad de los comics actuales.
[Grade — 8.50]

Demon de Garth Ennis Volumen 2

  • Autores: Garth Ennis y John McCrea
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 288
  • Precio: 28,50 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario