‘Daredevil: Corazones en la oscuridad’: una serie que avanza pletórica

Daredevil vol.2 principal
El caso es que había dejado aparcada la serie regular de ‘Daredevil’ en el primer tomo recopilatorio del tercer volumen que edita Panini. No es que fuera malo, al contrario; estaba bastante bien, y además tenía el valor añadido de incluir a Mark Waid como guionista, que me ganó en sus memorables etapas en ‘Capitán América’ y al español Marcos Martín a los lápices, pero con tantas otras lecturas, me fui olvidando de la serie.

Así que este verano decidí retomarla; releer el primer tomo y atacar el segundo. Tanto crítica como público señalaban el buen rumbo que estaba tomando la serie. Y pardiez que es así.

daredevil corazones oscuridad‘Daredevil: Corazones en la oscuridad’ es el segundo tomo que recopila esta nueva andadura del Hombre Sin Miedo.

Mark Waid prefiere dejar atrás todos los conflictos de un Matt Murdock torturado por los crímenes que cometió durante su anterior posesión-maxicrossover y devolvernos a un Daredevil divertido, que se ríe del peligro, que se toma a broma el que Nueva York sepa cuál es su identidad civil, que vuelve a ser libre en muchos aspectos. Y eso es lo que hace memorable este tomo, y la serie. Diálogos interesantes, buena planificación de las historias, que se van engarzando unas con otras, y apuesta por utilizar algunos supervillanos prestados, pero con una curiosa relación con nuestro héroe (como el Hombre Topo de las páginas de los Cuatro Fantásticos).

daredevil mark waidWaid sabe combinar sabiamente las dos vertientes del protagonista, la civil y la heroica, para contar historias entre lo ameno, lo emocionante y lo divertido.

El tomo incluye un minicruce con Spiderman (‘El diablo está en los detalles’, que incluye el número de la cabecera del Lanzarredes para poder seguirlo mejor), que es una pequeña delicia, sobre todo en los geniales diálogos entre ambos héroes, dos de los más parlanchines de los cielos de la Gran Manzana, y por la aparición sensual estelar de la Gata Negra.

También en este segundo tomo se incluye la historia ‘El hombre vivo más buscado’, ganadora del Mejor Episodio de serie regular en los Premios Harvey, en la que Murdock lleva de excursión a un pequeño grupo de niños conflictivos. Aunque para la fama que tenía este episodio, me esperaba algo más impactante.

Por lo que respecta al apartado gráfico, Paolo Rivera hace un trabajo genial, con un trazo limpio, ágil y dinámico. Emma Ríos, la dibujante del número de Spiderman, está también soberbia y mejora a cada nuevo cómic que leo suyo.

Hablamos muchas veces de reboot, de vuelta a empezar, de retorno a las raíces , y supongo que éste es el caso de esta etapa de Mark Waid. Un Matt Murdock que vuelve a los orígenes (un aire pre-Frank Miller, nos dice J.M. Clemente en la introducción) por enésima vez, sí, pero eso no debería importarnos porque las historias son resultonas y muy bien ejecutadas. Se nota que Waid se lo pasa bien escribiendo esta serie: no hay grandes pretensiones, aunque sí algunas reflexiones interesantes; pero lo principal es la diversión. Soy de seguir pocas series regulares, y menos de supertipos empijamados, pero este Daredevil de Waid me ha vuelto a reenganchar a esa costumbre, lo reconozco.

Daredevil: Corazones en la oscuridad

  • Autores: Mark Waid y VVAA
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 136
  • Precio: 11,50 euros

Etiquetas

Josep Oliver @cisnenegro

Lector todoterreno, filólogo de vocación, actualmente profesor de Literatura en Secundaria. En esto del cómic he intentado tocar todos los palos: en el teórico, he escrito diversos artículos académicos; en el práctico soy coautor del cómic “El joven Lovecraft”, y como crítico y divulgador de cómic escribo en varias publicaciones. Mantengo el blog Cisne Negro desde hace más de diez años.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.