‘Crónicas de la Dragonlance Intregral’, a la rica partida de rol ilustrada

DragonlancePortada
Muy poco de los que están leyendo esta reseña no sabrán que es todo esto de Dragonlance. El que más y el que menos se echaría en sus tiempos mozos alguna partida de rol en el mundo de Dragones y Mazmorras, un clásico entre los clásicos que lleva dando guerra desde hace un buen puñado de años. Dragonlance emergió a principios de los años ochenta para ampliar (o complementar) la edición avanzada de D&M, un nuevo mundo para explorar y en el que vivir intensas y peligrosas aventuras. Todos los aficionados a las hojas de personajes y a los dados de veinte caras posaron sus ojos en este nuevo entorno y desde entonces su popularidad no ha parado de crecer.

Lo normal ante un producto de estas características es que intenten exprimir su éxito hasta límites insospechados. Dicho y hecho: novelas, películas, canciones y, por supuesto, comics. La editorial Zinco ya dio buena cuenta de sendas cabeceras basadas en ambos mundos, un divertimento para que la muchachada que se pasaba horas y horas combatiendo dragones imaginarios pudiera ponerles cara a sus héroes favoritos. Sin embargo, era en las novelas donde estaba la mayor tajada y, siguiendo la inmensa estela de la obra de Tolkien, se facturaron una serie de trilogías con las que los aficionados a la saga alcanzaron el clímax.

Margaret Weis y Tracy Hickman, dos nombres íntimamente ligados al mundo de Dragonlance, autoras de las mejores historias de la saga y creadoras de Las Crónicas de la Dragonlance (El Retorno de los Dragones, La Tumba de Huma y La Reina de la Oscuridad). Posteriormente habría más, mucho más, pero esta primera trilogía consiguió rivalizar durante muchos años con el mundo de El Señor de los Anillos, y eso son palabras mayores. Todo lo narrado en esta obra es lo que toma como referencia el material incluido en el volumen integral publicado por Norma.

La aventura tiene como punto de partida un lugar llamado Solace, una tranquila región donde un grupo de lo más ecléctico se reúne en una posada: Tanis el semielfo, el enano cascarrabias Flint, los gemelos Caramon y Raistlin, guerrero y mago unidos por un objetivo común, un kender llamado Tasslehoff y el fortachón Sturm. Todo se volverá mucho más complicado y épico cuando aparecen un par de personajes de vital importancia para la historia: Goldmoon y Riverwind. A partir de este momento el destino del reino de Krynn estará en sus manos, es el turno de enfrentarse a goblins, trolls, dragones, draconianos e incluso temibles dioses de la oscuridad.

La adaptación corre a cargo de Andrew Dabb que, teniendo en cuenta el material del que dispone, logra tejer una historia adictiva y bien contada. La parte gráfica es la que sufre algún que otro cambio ya que Steve Kurth consigue ilustrar gran parte del grueso volumen con un estilo realista que va muy bien con el tono de la historia. Después pasará el relevo a gente como Julius M. Gopez, Pere Pérez, Oscar Jiménez o Mariano de la Torre, que con un estilo más sencillo terminarán de contar las últimas jornadas del peligroso viaje. La decisión de incluir las tres series en un mismo volumen supone todo un acierto por parte de Norma, pudiendo disfrutar de un buen rato de lectura en un formato inmejorable. Una ocasión irrepetible para poder disfrutar de uno de los mejores relatos de espada y brujería que se han publicado. [B]

Crónicas de la Dragonlance Integral

  • Autores: V.V.A.A.
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 688
  • Precio: 39,95 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

2 Comentarios

    • Hola Daniel. Muchas gracias por la aclaración. Mentiría si te dijera que ha sido un lapsus. Desde que leí las Crónicas hace ya años pensaba que Tracy era una mujer. Ahora mismo corrijo la entrada.
      Un saludo y gracias por comentar

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.