‘Crisis Final: La Legión de los Tres Mundos’, épica a raudales


Tengo muy buenos recuerdos de todo este material, aquel que significó la llegada a DC Comics de las enésimas crisis, esta vez, supuestamente, eran las finales, pero ya sabemos cómo funciona esto de los tebeos, no hay nada definitivo. Primero llegó “Crisis de Identidad”, una de las mejores historias que se han publicado en los últimos años, le seguiría “Crisis Infinita”, otro relato de esos que permanece en la memoria de los lectores por un buen rato, al menos hasta la llegada de “Crisis Final”, todo un despliegue de épica y momentos inolvidables. Un acontecimiento de esta índole prometía tie-ins y relatos “satélites” a troche y moche, tal y como ocurrió, sin embargo, para esta ocasión, se puso especial interés en que los autores implicados tuvieran la calidad suficiente como para que el respetable no elevara sus voces en contra de la editorial, sirva como ejemplo el actual volumen que ECC Ediciones ha puesto en circulación recientemente.

Dejando a un lado el interés que pueda suscitar la miniserie ‘Crisis Final: La Legión de los Tres Mundos’ a todos los niveles, que no es poco, habría que añadir dos nombres propios: Geoff Johns y George Pérez. El primero es, posiblemente, el guionista más en forma de la actualidad y salvador de la editorial gracias a sus trabajos en los últimos años, el segundo, un dibujante que es historia viva del Noveno Arte, participe de las primeras “crisis” y detallista hasta la extenuación. Con estos mimbres es imposible que saliera algo malo. Lo mejor de todo es que no se trata de un producto para “sacarnos los cuartos”, para nada, se trata de un relato que tiene su importancia dentro de la trama principal y que sirve para aportar coherencia al siempre complicado universo de La Legión de Superhéroes. Fíjense si la historia tiene su importancia que sus consecuencias tienen más relevancia para la idea multiversal de Morrison que la propia Crisis Final, reestructurando por completo todo el Universo DC.

El disparo de salida se da con un Superman Prime escapando de su encierro (aquel que vimos en Crisis Infinita), terminando en la Tierra del siglo XXXI, justamente donde vive La Legión. ¿Qué hace falta para poder parar al Superman de Tierra Prima? ¿Será suficiente con todos los legionarios y el mismísimo Superman? Los mejor será leerse esta gozada de historia. Es en este tipo de relatos donde mejor se desenvuelve Johns, tirando de continuidad y de hechos pasados que, supuestamente, quedaron en el olvido pero que con gran pericia, los une y les da un sentido y coherencia como solo él sabe hacer, algo que contrasta con la labor que Morrison estaba haciendo en la serie principal, donde el caudal de conceptos e ideas novedosas son presentados como si de una ametralladora se tratara. ¿Cantidad ingente de personajes? ¿Batallas multitudinarias? ¿Épica a raudales? ¿Quién puede encargarse de dibujar todo esto? Sin dudarlo, George Pérez, el veterano artista realiza un trabajo mayúsculo “rellenando” cada una de las páginas con decenas de personajes, imprimiéndole a cada uno de ellos su propia personalidad. Estamos ante un comic de gran calidad, lo mejor que salió de todo el evento, y hay que aprovechar la estupenda edición que ECC nos ha traído, no sin antes recordarles que aún quedan por recuperar todas las miniseries de “Crisis Infinita”, sería todo un punto a su favor.
[Grade — 9.00]

Crisis Final: La Legión de los Tres Mundos

  • Autores: Geoff Johns y George Pérez
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 176
  • Precio: 17,95 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario