‘Cinema Purgatorio Volumen 2’, luces, cámaras…¡Moore!


Cuando saltaba la noticia acerca de este nuevo experimento ideado por el gran Alan Moore, poco o nada podíamos imaginarnos sobre los resultados que podríamos esperar. Un comic serializado como en las revistas de hace ya años y que contaría con una campaña de crowdfunding para sufragar los gastos. Pasaron los meses y la cosa se fue aclarando un poco más, ya entró en escena la editorial americana Avatar (hogar de los últimos trabajos del barbudo guionista) y fueron apareciendo las entregas correspondientes. Aquí en nuestro país hemos tenido más suerte ya que Panini se hizo con los derechos de publicación y nos está entregando unos portentosos volúmenes en tapa dura que recogen tres de los tebeos USA. Este segundo tomo de ‘Cinema Purgatorio’ sigue la estela de todo lo que pudimos ver en el primero, relatos cortos en blanco y negro firmados por guionistas y dibujantes más que competentes que giran en torno al mundo del cine y sus secretos mejor guardados.

Obviamente, en productos de estas características, una antología de historias donde tiene cabida multitud de autores, siempre habrá algunas que gusten más que otras, o, simplemente, que tengamos más empatía (y simpatía) con este guionista o con aquel dibujante. Sea como fuere, valorar globalmente la obra podría llegar a ser un ejercicio algo complicado, aún así, se intentará hacer lo que se pueda. Personalmente, tanto “Cinema Purgatorio”, el segmento de Alan Moore y Kevin O ´Neill, y “Código Pru” de Garth Ennis y Raulo Cáceres, pienso que son los que tienen resultados más inspirados. Las referencias que podemos encontrar en las páginas de Moore son interminables, con ese King Kong parlanchín o los trasuntos de los Hermanos Marx y Warner, protagonizando momentos memorables. Por su parte, el guionista de Predicador, se encuentra cada vez más cómodo con el formato de la obra, haciendo que la historia gane enteros con el paso de las páginas.

Seguimos con “Mooded” de Kieron Gillen e Ignacio Calero (sustituido aquí por Nahuel López), un relato que usa la premisa de Pokemon para sumergirnos en un mundo postapocalíptico donde nuestro mundo se ha visto devastado por un holocausto de seres infernales. Básicamente asistiremos a la búsqueda por parte de un joven amaestrador de su mascota perdida. Tanto “The Vast”, de Christos Gage y Gabriel Andrade, y “A More Perfect Union”, acreditada a Max Brooks y Michael DiPascale, se mueven por terreno tibio. De nuevo se recurre a los monstruos gigantes como trasfondo, ya sea en la Guerra Civil americana como en un mundo poblado por Kaijus, criaturas gigantescas en la onda de Godzilla o Pacific Rim. Con sus pros y sus contras, Cinema Purgatorio es una de esas obras a las que siempre hay que dar una oportunidad, primero por publicar un tebeo de estas características, apostando por una fórmula algo arriesgada que merece contar con nuestro apoyo. Y, segundo, porque con la cantidad de autores implicados, siempre es conveniente probar suerte y sacar uno sus propias conclusiones. Muy interesante.
[Grade — 8.00]

Cinema Purgatorio 2

  • Autores: V.V.A.A.
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 176
  • Precio: 18,00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario