‘Cecil y Jordan en Nueva York’, historias (poco) comunes

Publicado originalmente por La Cúpula en 2011 —y no en 2013 como afirmé a comienzos del pasado 2018 cuando nos asomamos a ‘Voyeurs’—, la editorial vuelve a apostar por la colección de relatos de Gabrielle Bell titulada ‘Cecil y Jordan en Nueva York’ en una reedición que, con cambio de portada, nos trae las mismas tripas que entonces, 11 historias de corte muy diverso que, no obstante, se enmarcan bajo la curiosa forma en que la artista estadounidense nacida en Gran Bretaña mira el mundo que la rodea y lo interpreta en claves que, como ya viéramos hace casi dos años, parecen comunes pero se resisten de forma considerable a dejarse encorsetar bajo el escueto ámbito de dicho epíteto. Un epíteto que se alza insuficiente para poder abarcar la miríada de sensaciones que desprenden unas páginas capaces de transmitir sin esfuerzo una incómoda inquietud.

Se hace muy evidente, conforme uno va avanzando sobre los diferentes segmentos que componen el volumen, que dicha incomodidad se deriva, no tanto de las situaciones que plantea Bell —que también, cuidado, que alguna de ellas «se las trae»— sino de la forma en la que hace que sus personajes lidien con ellas y, sobre todo, como éstos verbalizan sus reacciones a través de unos diálogos extraterrestres que, en ocasiones, requieren de más de una lectura para tratar de extraer de ellos todo el jugo y el juego que se les adivina. Un juego que trata de establecer un nivel de equidad con el lector y que, aún en su rareza, deja la puerta abierta a que, a poco que nos volquemos en él, obtengamos fértiles y muy satisfactorios frutos.

A que esa entrada se produzca sin muchas más fricciones que la que nos plantee nuestro propio intelecto, viene en ayuda la genial sencillez del trazo de Bell y la considerable variedad que, en términos visuales, ofrece un volumen en el que tan pronto estamos ante una historia a color, como pasamos al más austero de los blancos y negros. Dicha apuesta, unida a una composición que casi siempre se atañe a una estructura fija de 3×3 viñetas —énfasis en el casi, que hay muchas excepciones— y que habla, en última instancia, de las intenciones de la artista de abrirse al lector mediante un discurso directo y afable, derriba muchas barreras y nos introduce de cabeza en el imaginario de una autora imprescindible en el escenario indie estadounidense. ¿Para cuándo alguna novedad firmada por ella?

Cecil y Jordan en Nueva York

  • Autores: Gabrielle Bell
  • Editorial: La Cúpula
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 152 páginas
  • Precio: 14,72 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.