‘Bob Morane. Renacimiento 1: las tierras extrañas’, brillante actualización

Bob Morane

A cualquiera que haya buceado a cierta profundidad en el vasto océano del tebeo francobelga, el nombre de Bob Morane debería sonarle sí o sí. A fin de cuentas estamos hablando de un personaje con un recorrido editorial que arranca a comienzos de la década de los sesenta y que, en los cincuenta y seis años que han transcurrido desde entonces, ha conocido más de ¡¡¡ochenta!!! álbumes con autores entre los que se incluye el gran William Vance. Pero como las actualizaciones y renovaciones de longevas cabeceras no sólo son coto de caza privado de las dos majors estadounidenses, henos aquí hoy con este relanzamiento que Dargaud hacía el pasado mes de octubre —y que Norma recogía rauda en diciembre— del que en su momento, en las novelas originales de Henri Vernes, fuera un piloto voluntario de la RAF durante la Segunda Guerra Mundial para después convertirse en periodista freelance y, por supuesto, aventurero en los más variopintos relatos.

Pero, como decía, no estamos aquí ante el Bob Morane de “siempre” sino ante un personaje renacido al que Luc Bruschwig y Aurélien Ducoudray, siguiendo el trazado original de Vernes, aportan un trasfondo militar que evoca en cierta medida al que le confería su creador: miembro de los cascos azules de Naciones Unidas, las primeras páginas del álbum nos presentan a un soldado incapaz de mantenerse al margen de la dramática situación que sucede a pocos metros de su puesto en Nigeria. Implicándose de lleno aun con la prohibición expresa de su superior, Morane será convertido en héroe y, gracias a la intervención del nuevo presidente del país, librado in extremis de un consejo de guerra dispuesto a acabar con él.

Licenciado del ejército con deshonor, la acción salta a cierto tiempo después cuando el personaje será contratado por aquél al que ayudó en hora funesta, una premisa que será la que acompañe la lectura tras su segundo salto temporal. Manejado con ritmo y variedad por la pareja de guionistas, la acción de este primer volumen de ‘Bob Morane. Renacimiento‘ —es de suponer que el segundo, que todavía no ha aparecido en el país vecino, ya nos llegará a finales de año, qué se le va a hacer— es de esas que implican al lector de comienzo a fin, manteniéndonos en vilo durante todo un transcurso al que resulta de todo punto imposible anticiparse. Hecho muy de agradecer y no tan fácil de encontrar como sería deseable, a tan apreciable cualidad viene a sumarse, aún con sus trabas, el trabajo de Dimitri Armand, un dibujante de formas redondeadas al que, preciso en lo que a diseños de personajes se refiere, quizás habría que exigirle un mayor esfuerzo en la concreción de unos fondos que en un alto porcentaje no pasan de un color degradado. Un mal menor éste que no impide, de ninguna manera, disfrutar del espléndido thriller con el que tan vetusto personaje se hace atractivo a la mirada de potenciales nuevos lectores. ¡Chapeau!.

Bob Morane. Renacimiento 1: las tierras extrañas

  • Autores: Luc Brunschwig, Aurélien Ducoudray & Dimitri Armand
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 60 páginas
  • Precio: 15,20 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.