‘Blacksad: Amarillo’, el sabor amargo de la decepción

Blacksad Amarillo 01

La publicación de un nuevo álbum de Blacksad siempre es motivo de alegría, pues no en vano nos encontramos ante una de las sagas más excepcionales del panorama comiquero actual. Así lo atestigua la unión entre el apabullante estilo gráfico de Juanjo Guarnido y los guiones de Juan Díaz Canales, cuyos planteamientos hacen las delicias de todos los amantes del noir norteamericano. De ahí que muchos estuviéramos tachando los días del calendario hasta la fecha de publicación de ‘Blacksad: Amarillo’, el quinto volumen de la colección.

Ya con el álbum en tus manos, llega el momento de paladearlo. La historia arranca de fábula, con una primera página soberbia: un joven león sumergido en una piscina que, cuando decide emerger para tomar aire, se topa con un búfalo que le hunde la cabeza en el agua con la clara intención de ahogarlo. Es el primer contacto que tenemos con Chad y Abraham, dos escritores con los que Canales hace un guiño a la generación Beatnik que en la vida real tuvo como protagonistas a Jack Kerouac y Allen Ginsberg, entre otros.

A estos dos personajes se suman otros ingredientes muy interesantes para la trama: un viaje por carretera al más puro estilo road-movie, un circo ambulante, una bella muchacha con un pasado oculto y un abogado sin muchos escrúpulos (no en vano aparece retratado como una hiena), pero tremendamente divertido. Y a pesar de todo, la combinación de todos estos elementos no termina de funcionar.

Expression@Datacenter@05_v4

Por supuesto, en mitad de estos acontecimientos se encuentra nuestro felino amigo Blacksad, que tras sus peripecias por Nueva Orleans en la anterior entrega de la saga (‘El infierno, el silencio’), decide tomarse un respiro y aceptar el encargo de llevar el coche de un ricachón hasta Tulsa. Arranca entonces una serie de encuentros y casualidades que meterán a Blacksad en mitad del meollo, pero sin que llegue nunca a cobrar el indudable protagonismo que ha tenido en sus aventuras anteriores. En ‘Amarillo’, Blacksad se tambalea de un lado a otro, arrastrado por los giros de los acontecimientos, sin hacer valer de verdad su papel como protagonista y sin demostrar el carisma del que ha hecho gala en otras ocasiones.

Por otra parte, el conjunto global de la historia resulta un poco insulso: poca intriga, pocas emociones y la sensación de que todo está regido por el azar, o por la mano etérea del guionista, de modo que los personajes poco tienen que decir en el desarrollo de la trama. Si acaso, el papel que juega Chad, el joven león escritor, en el desenlace, pero que se desinfla cuando, tras el prometedor arranque del cómic, dejamos de sentir empatía hacia este y otros personajes conforme se desarrolla la historia.

Es una lástima que Canales y Guarnido parezcan haberse conformado con un resultado irregular y sin muchas aspiraciones, como si fuera un simple álbum de transición.

En lo que respecta al dibujo, pese a que sigue estando a un nivel muy alto, tampoco he podido dejar de sentir cierta decepción. Si comparamos las planchas de este ‘Amarillo’ con las de los anteriores álbumes, nos damos cuenta de que el acabado no está tan pulido, con escenarios que en ocasiones parecen simples bosquejos y una paleta de color menos inspirada y atmosférica que antaño. Repito, el dibujo de Guarnido sigue siendo sobresaliente, pero no alcanza la matrícula de honor de los anteriores álbumes.

Cuando terminé la lectura del álbum sentí que faltaba algo, que no tenía la chispa inherente a un cómic de Blacksad. El principal problema radica en un guión que no ha sabido aprovechar los ingredientes de partida, aunque como ya he comentado, en conjunto ninguno de los dos autores ha estado a la altura de lo que cabría esperar de ellos. Muchos autores se cortarían el brazo derecho por hacer un cómic como ‘Amarillo’, pero tratándose de Canales y Guarnido, el nivel de exigencia es mucho más alto y te da lástima, como lector, que para este quinto volumen se hayan conformado con un resultado irregular y sin muchas aspiraciones, como si fuera un álbum de transición con respecto a una hipotética sexta entrega. Ojalá Blacksad no tarde mucho en volver con las pilas recargadas de verdad.

Blacksad: Amarillo

6A medio gas
  • Autores: Juan Díaz Canales y Juanjo Guarnido
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 56
  • Precio: 15 euros

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.