‘Black Hammer: La Era Quantum’, Lemire sigue a lo suyo

El nombre de Jeff Lemire ha ido haciéndose cada vez más grande con el paso de los años. La producción comiquera del autor de Essex se ha multiplicado en un abrir y cerrar de ojos, sin importar demasiado si veía la luz en alguna de las grandes o en una editorial pequeña. Es algo que hay que saber valorar ya que muchos guardan sus mejores ideas para que aparezcan bajo la sombra de Marvel o DC y tener mayor “ruido mediático”. No es el caso del bueno de Jeff que, casi sin despeinarse, ha dejado su huella en muchos títulos superheroicos archiconocidos y también en joyas independientes como la magistral “Gideon Falls” para Image. Pues cuando todo el mundo pensaba que había tocado techo, se saca de la manga un universo creado desde cero, “Black Hammer”, su particular homenaje a los comics con los que creció, un conjunto de series perfectamente sincronizado que no ha dejado de crecer con numerosos spin-off y proyectos a cada cual más interesante.

Nuestra querida y valorada Astiberri ha estado más rápida que otras y es la que se ha llevado el gato al agua publicando todo el entramado Lemire en nuestro país. La última referencia es este ‘Black Hammer: La Era Quantum’, una miniserie que nos traslada hasta un peligroso futuro lleno de hostilidad falta de libertad. Algo a lo que intentarán poner remedio un grupo de héroes que resultan ser los herederos directos de los “Hammers” originales. Sí, a Lemire no se le escapa ni un solo detalle a la hora de diseñar la historia de sus personajes, ya sea pasado, presente o futuro. Una formación cuyos miembros se han inspirado en los legendarios personajes de la granja y que, debido a las circunstancias, deciden aliarse para plantar cara a un régimen totalitario y autoritario. Evidentemente, no será un camino fácil, ya que estos rebeldes con causa tendrán que intentar salvar el universo (ahí es nada) de una distopía galáctica creada por uno de los suyos, un traidor al que conocen muy bien y que pretende pelear hasta el final.

Con lo expuesto hasta el momento, todo aquel que esté al tanto de las series más míticas de DC Comics, sabrá que Lemire ha cogido prestado algún que otro momento puntual de La Legión de Superhéroes, solo hay que atender a la cantidad de personajes que se manejan, esa sociedad futura llena de alienígenas o las apariciones estelares de Martian Manhunter o La Cosa del Pantano. Bueno, ya me entienden. Acompaña a Lemire un estupendo Wilfredo Torres, ilustrador de trazo fácilmente reconocible que ya ha trabajado para Marvel, DC y junto a Mark Millar en su descacharrante “Jupiter´s Circle”. Resulta toda una delicia poder disfrutar de su estilo calmado y agradable a la vista en escenas que van desde la acción pura y dura hasta los momentos más tranquilos y sosegados. Todo fluye de una viñeta a otra de manera suave y sin estridencias, hecho que se ve beneficiado por la paleta de colores elegida por Dave Stewart, colorista que sabe muy bien lo que se hace y que se adapta a la perfección al dibujante al que le toque “iluminar”. Todo el conjunto resulta ser una lectura entretenida hasta decir basta y, lo que es más importante, nos deja con ganas de más, algo que denota el poco desgaste que está sufriendo la idea de Lemire. Conociendo su forma de trabajar  y viendo los anuncios que nos llegan desde los Estados Unidos, me da que tendremos Black Hammer para rato. Yo me apunto a lo que sea.

[Grade — 8.00]

Black Hammer: La Era Quantum

  • Autores: Jeff Lemire y Wilfredo Torres
  • Editorial: Astiberri
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 176 páginas
  • Precio: 18,00 euros

Etiquetas

Mario de Olivera @fancueva

No sé si el médico que ayudó a mi madre a traerme al mundo me dio un cate en el culo o directamente me arrimó un Spiderman. Lo que sí tengo claro es que desde que tengo uso de razón siempre he tenido un tebeo entre las manos. Por el camino se fueron añadiendo más aficiones que me convierten en un devorador de series, películas y algún que otro libro. Jugador “devezencuandero” a lo que me pongan por delante, siempre y cuando medie el machacamiento de zombies o de ejércitos plagados de magos y orcos, intento estar siempre liado con cualquier actividad lúdico-frikoidal que haga mi existencia sevillana algo más agradable y entretenida. Oh yeah!

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.