‘Batman: Guerra contra el crimen’, regusto clásico

batman_guerra_contra_crimen

Entre 1998 y 2003, coincidiendo con el 60 aniversario de algunos de los personajes más emblemáticos de DC, Alex Ross y Paul Dini unieron fuerzas para desarrollar seis novelas gráficas enmarcadas dentro de la colección ‘The World’s Greatest Superheroes’. Superman, Wonder Woman, Shazam y la JLA pasaron por las capaces manos de estos dos autores y, por supuesto, el Caballero Oscuro tampoco faltó a la cita. ‘Batman: Guerra contra el crimen’ fue el resultado de esta colaboración, donde las fabulosas ilustraciones de Ross dan vida a un guion de corte clásico donde somos testigos a pie de calle de la delincuencia que asola Gotham City.

Por lo general, estamos acostumbrados a que Batman se curta el lomo con villanos pintorescos que representan en diferentes grados algunas de las vertientes más oscuras de la psique humana. Sin embargo, no podemos olvidarnos de los delincuentes marginales que, a su manera, también siembran el miedo y la inquietud en las calles de la ciudad. Paul Dini centra esta historia en Bayside, una zona de Gotham que antaño fue próspera y ahora está por un lado en manos de las bandas callejeras, y por el otro a merced de especuladores sin escrúpulos que quieren hacer fortuna con ambiciosos proyectos urbanísticos. Los habitantes de este lugar están acostumbrados a convivir con el miedo y la delincuencia, a pesar de los esfuerzos de Batman por limpiar la zona. Pero nada puede prepararlos, ni a ellos ni al Caballero Oscuro, para presenciar la caída en desgracia de un muchacho que acaba de presenciar el asesinato de sus padres. Solo en el mundo, sin sustento ni recursos, su único futuro pasa por unirse a una banda de delincuentes. Batman, identificado plenamente con la desgracia del muchacho, intentará impedir que se arruine la vida de un modo irreversible.

Batman_War on crime_paul dini_alex ross_05

Con esta premisa, los autores nos cuentan una historia que funciona como una perfecta carta de presentación de Batman. Quien no haya leído nunca un cómic suyo —alguien quedará, supongo—, encontrará aquí un retrato certero de las motivaciones del personaje, de la naturaleza de su lucha contra el crimen, de la cruzada que ha emprendido en Gotham y de lo lejos que es capaz de llegar por redimir su pasado. Dini conoce perfectamente el terreno en el que se mueve, y eso se nota en la facilidad (aparente) con la que describe los pensamientos de Batman, al tiempo que saca a relucir su faceta más detectivesca. Los bocadillos desaparecen en esta obra, sustituidos por la voz del narrador que nos cuenta la historia, cuyas frases se funden a la perfección con los dibujos de Ross, como si de un cuento ilustrado se tratase. El formato, que también se asemeja al de un álbum ilustrado, es perfecto para disfrutar del fabuloso arte de Alex Ross. La obra está estructurada en base a dobles páginas donde apenas es necesaria la división en viñetas; en su lugar, las escenas se solapan unas con otras, sin resultar nunca caóticas, y dando como resultado unas composiciones de página cargadas de dinamismo. Una composición que le sienta de maravilla al estilo de Ross, ya que cuando se adapta a formas más convencionales el resultado queda más estático, con viñetas que parecen fotos congeladas.

Tal y como decía antes, ‘Guerra contra el crimen’ es la introducción ideal al universo del Caballero Oscuro. Pero los lectores más avezados también encontrarán razones para detenerse en este álbum, ya sea para deleitarse con las pinturas de Ross o para disfrutar con una historia sencilla, sin demasiadas sorpresas, pero con una fuerte carga emotiva y los ingredientes básicos de una buena aventura del hombre murciélago.

Batman: Guerra contra el crimen

  • Autores: Paul Dini y Alex Ross
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 72
  • Precio: 12,50 euros

Etiquetas

Jaime Valero @jvalerolife

Nací en el año de las inquietantes profecías literarias de Orwell. No traje ningún tebeo bajo el brazo pero en cuanto alcancé el uso de la razón el cómic se convirtió en una de mis máximas prioridades. Combino las viñetas y bocadillos con otras muchas pasiones delirantes e intento que todas ellas convivan en mi carrera como periodista y traductor. Mi cuartel general se encuentra radicado en Madrid.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario