‘Abelardo’, viaje de ternura

Abelardo

Muchas y muy variadas son las emociones que, como lectores, hemos de encontrarnos si decidimos acercarnos a ‘Abelardo’, un pequeño GRAN volumen que La Cúpula publicaba el pasado mes de junio y en el que Regis Hautière y Renaud Dillies nos acercan bajo unos parámetros controlados de un extremo a otro por la ternura, a la historia de un pequeño e inquieto pajarillo que, embelesado por la belleza de una chica, decide emprender un viaje que lo lleve desde la seguridad del pantano en el que habita en el corazón de Europa hasta esa tierra de oportunidades que es Estados Unidos. Un trayecto no exento de peligros que, subrayado por la muy curiosas tonalidades que Hautière confiere a un guión a ratos surrealista a ratos tan real como la vida misma, se termina antojando tan apasionante como doloroso.

Quizás ese segundo término de la ecuación sea el que con mayor elocuencia y contundencia habla de lo muy diferente que es ‘Abelardo’ a cualquier otro tebeo al que hayamos podido asomarnos durante lo que llevamos de 2016: bajo la dulce y engañosa apariencia del amable y espléndido trazo de Dillies, que hereda no pocos factores del mundo de la animación y que queda aún más dulcificado por la agradable paleta de colores que le aporta Christophe Brouchard, y lo esperanzador que es el talante indómito e inocente del pequeño protagonista —que parece reponerse y seguir mirando hacia adelante ante cualquier adversidad—, Hautière esconde una carga de profundidad que hace honda mella en el lector llegado el momento, dejándolo completamente “tocado” ante el punto de inflexión que toma la acción a falta de un escueto puñado de páginas para el final.

Decía antes que ‘Abelardo’ es por momentos tan “real como la vida misma”, una cualidad que nunca queda mejor explicada que bajo el prisma del intenso dolor al que nuestra existencia nos somete cuando menos lo esperamos. En esa tesitura, el trabajo de Hautière y Dillies se alza como un ejemplar tratado sobre los vericuetos por los que puede llegar a transcurrir nuestro transitar sobre este pequeño planeta, al tiempo que ofrece precisas dosis de sabiduría en la forma de esas misteriosas notas que el protagonista encuentra cada mañana en su sombrero. En cierto modo, el viaje de Abelardo es similar al que hacía Tom Hanks en la piel de Forrest Gump de la mano de Robert Zemeckis, un viaje que, como el del filme del “tonto” más famoso de la historia, nos llena de esas miríada de emociones que citaba al comienzo de la entrada; emociones que, en última instancia, hablan con tremenda certeza de la grandeza que anida en este imprescindible volumen.

Abelardo

  • Autores: Renaud Dillies & Regis Hautière
  • Editorial: La Cúpula
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 148 páginas
  • Precio: 17,58 euros en Amazon

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector apasionado. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de adopción. Treintañero para cuarentón. ¡Ah! y escritor compulsivo tanto aquí como en Blog de cine.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario