‘A cada uno lo suyo’, un Roto para muchos descosidos

A cada uno lo suyo

La ironía del momento en el que nos ha tocado vivir es de una magnitud tal que, a poco que nos descuidemos va a terminar por engullirnos. La civilización ha alcanzado un punto de inflexión en el que ya no sirven los esquemas que hace dos décadas, o incluso una, aún funcionaban —aunque comenzaban a dar prematuros estertores de muerte— y estamos obligados a tomar conciencia de que no podemos seguir dejándonos dominar por el antojo de los poderosos de turno. A cada día que pasa, se evidencia de forma más estridente que un cambio en las estructuras es, no ya necesario, sino imperativo si queremos sobrevivir como especie.

Y si todo lo anterior se podría aplicar a la puñetera crisis económica que tan en vilo tiene a medio mundo —el otro medio, por desgracia, siempre ha vivido en crisis y no sabe de primas de riesgo, recortes en educación o sanidad, deshaucios, ministros que hacen y deshacen a su voluntad ni sandeces del estilo— a lo que realmente quiero hacer referencia es a la honda crisis social que, de forma silente pero constante, está erosionando de forma implacable las bases sobre las que se debería sustentar ese cacareado «estado del bienestar».

Derivada de la ironía que abría el primer párrafo, esta «otra» crisis —aunque calificarla así me parece querer indicar que su relevancia es menor, y nada más lejos de mi intención— encuentra su fundamento en que, en un momento en el que la información es TOTAL, en el que a un clic tenemos disponible lo que deseemos en esta red de redes, resulta cuanto menos paradójico que la DESinformación sea cada vez más alarmante y, unida a ella, algo peor, una ausencia de criterio que, cada día más, campa a sus anchas por entre la población, mermando nuestras muchas capacidades intelectuales, reduciendo nuestra respuesta indignada ante aquello que nos ataca de frente, y convirtiéndonos, en definitiva, en borregos que agachan la cabeza mientras se dejan llevar por tortuosos caminos de incierto final.

A cada uno lo suyo interior

Que vivimos mediatizados es una realidad. Que necesitamos escapar del círculo vicioso al que nos someten los medios de comunicación es una aún más alarmante. Que hay un sesgo cada vez más nutrido de la población que está abriendo los ojos es, afortunadamente, una luz que, esperemos, brille cada vez con más intensidad. Y si podemos contar con el auxilio de gente como Andrés Rábago, mejor.

Con un título que esconde un mensaje inequívoco y cargado de contenido, este ‘A cada uno lo suyo’ es, como se puede deducir del anterior párrafo, un vehículo inigualable para dispensar una sonora y necesaria hostia a las adormecidas conciencias de la población. En sus páginas, que recogen las viñetas unitarias que el artista publica en El País, El Roto actúa como siempre lo han hecho aquellas voces llamadas a elevarse sobre la mediocridad y la apatía, con una contundencia que sólo aquél que se conoce sabedor de lo que nos rodea es capaz de asumir. Los soberbios juegos de palabras, las magistrales artimañas visuales y la precisa combinación entre ambos convierten a las 114 páginas de este insigne volumen en un todo un tratado filosófico-social que, de principio a fin, está planteado como una catarsis de claro objetivo: DESPERTARNOS.

Habrá quién sea capaz de afirmar que los postulados de Rábago son alarmistas; que se hacen eco de los mensajes con los que la izquierda —ahora que es la que está en la oposición— pretende hacer mella en las políticas del gobierno y que su voz no es sino una más de aquellos que siempre están prestando sus airados gritos contra «el orden establecido». Pero esas voces no podrían estar más equivocadas. El mensaje del autor no pretende crear más alarma social de la que ya se puede encontrar a pie de calle, y si alguien piensa que lo que Rábago postula tiene un color político debería hacerse revisar sus oxidados mecanismos de pensamiento.

Aquí no hay colores, ni tendencias ni inclinaciones, aquí sólo hay VERDADES del tamaño del Titanic. Que sean capaces de asumirlas, es harina de otro costal…

A cada uno lo suyo

10IMPAGABLE
  • Autores:El Roto
  • Editorial: Random House Mondadori
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 120
  • Precio: 8,95 euros

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector voraz. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de corazón. Cuarentón recalcitrante y compulsivo "opinador" acerca de todo aquello que es pasión personal.

Compartir este Artículo en

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.