16 del 2016 (I): “yanquilandia” ya no es bicolor

usa

Si bien vivimos en un mundo cada vez más polarizado que, en muchas áreas, sólo piensa en términos absolutos y demuestra, más allá de toda duda razonable, lo estúpidos que podemos llegar a ser los humanos —y no me hagáis poner ejemplos, todos sabemos qué acontecimientos recientes tengo en mente—; dicha polarización tiempo ha que dejó de hacer mella en el mercado estadounidense. Y aunque las ventas allende los mares sigan estando controladas por las dos majors, creo que en términos de calidad, DC y Marvel no son los parangones que fueron antaño. De acuerdo, la primera está conociendo una suerte de segunda juventud tras el Rebirth, y son muchas las colecciones que, de repente, he vuelto a seguir mes tras mes después de años sin hacerles ni caso. Desafortunadamente, no es así con la segunda, que ha visto como su adquisición por parte de Disney ha multiplicado el número de colecciones completamente prescindibles que se editan cada treinta días mientras que aquellas que se podrían considerar imprescindibles se reducen a un puñado que, sí, rayan a una altura considerable, pero son un ínfimo porcentaje dentro de la abundante mediocridad en la que se regocija La Casa de las Ideas.

Como he dicho a cada ocasión que he tenido en los últimos años, la impresionante oferta de Image, secundada por las puntuales genialidades que aparecen en Dark Horse, IDW, Boom Comics o Valiant han terminado supliendo la falta de ganas de las grandes por innovar, por ignorar el status quo y tratar de hacer algo con sus personajes que no sea la enésima iteración sobre esquemas que hace décadas quedaron obsoletos. Y claro, de alguna manera, tal fluctuación tiene que tener su reflejo en la primera selección con la que arrancamos esta semana dedicada a traeros lo Mejor de 2016: destinada, obviamente, a cubrir el vastísimo material estadounidense que ha pasado por nuestras manos durante este año que tocará a su fin el próximo sábado —y que, gracias al citado Rebirth, ha visto disparada sus cifras hasta casi alcanzar las ¡¡¡1000 grapas!!!—, más de la mitad de lo que os proponemos aquí abajo no es ni de DC ni de Marvel, prueba fehaciente de que algo está cambiando en el seno de la industria comiquera yanqui.

Puntualizando como en entregas anteriores que hemos preferido obviar de nuevo la repetición de títulos que aparecieran el pasado 2015, dejémonos de introducciones y vayamos al grano. Aquí están —como siempre, en riguroso orden alfabético— las 16 de éste 2016:

1. A.D

a-d

Sólo un número en la calle —al menos uno cuando escribo estas líneas— ha sido suficiente para que esta miniserie de tres prestigios —un formato perdido en la memoria que debería volver a ser considerado por las editoriales yanquis, la verdad— firmada por Scott Snyder y Jeff Lemire se haya colado en la selección de lo mejor que nos ha llegado desde Estados Unidos. Mezcla de relato ilustrado con cómic, es la sutileza con la que Snyder nos traslada a un mundo futuro en el que la humanidad hace cientos de años que desterró la muerte la que mejor caracteriza a unas páginas que son narradas por Lemire con una cadencia espectacular. Sabiendo de las capacidades del guionista de ‘Batman’ para dejarnos extasiados, no nos cabe duda de que los dos números que restan sólo reforzarán la sobresaliente impresión que ya estamos arrojando.

2. The Amazing Spider-man: The Clone Conspiracy

spider-man

Uno de esos islotes dentro del mar de mediocridad en el que navega Marvel de los que antes hablaba, el ‘The Amazing Spider-man’ de Dan Slott sigue demostrando mes a mes que, siempre y cuando continúen dejándole hacer y deshacer a su antojo, al guionista le quedan ideas mil que contar sobre Peter Parker y su alter ego. Ignorando por completo la obsesión actual por dejar de lado la continuidad o reiniciarla cada cierto tiempo, la etapa de Slott al frente del trepamuros la abraza desaforadamente, haciendo de ella su arma más poderosa como bien demuestra el evento arácnido con el que va a cerrarse 2016 y va a comenzar el 2017, una ‘The Clone Conspiracy’ sobre la que no puedo revelar nada sin incurrir en desproporcionados spoilers pero que, cuidado, podría llegar a superar en sus repercusiones tanto al giro que Slott imprimió a la serie con la aparición del Superior, como al que después se derivó de la saga del Spider-Verse. Tiempo al tiempo.

3. The Black Monday Murders

nl

Estructuradas en riguroso orden alfabético por la considerable dificultad que atesora el clasificarlos de menor a mayor, es no obstante ‘The Black Monday Murders’ la que podría alzarse victoriosa como la MEJOR de cuántas colecciones se han publicado durante estos 12 meses. Firmada por Jonathan Hickman y Tom Coker, cada número de los cuatro que Image ha publicado hasta el momento de la cabecera han supuesto, sin lugar a dudas, la lectura más intensa y satisfactoria de cuántas hemos hecho durante los últimos 365 días: con 52 páginas por ejemplar, mezclando aquéllas de texto sin más con lo mejor que le hemos visto a Coker, y sirviendo de perfecto reflejo de las obsesiones de Hickman con la simbología, ‘The Black Monday Murders’ es FASCINANTE, INTENSA y un ejemplo asombroso de lo que se puede lograr utilizando el cómic como arma para la reflexión, la crítica y el entretenimiento. Un todo en uno MAGISTRAL que, esperemos, no baje en calidad en lo que le quede de recorrido.

4. Black Widow

black-widow

Que Marvel ande más perdida que “Chuck Norris en ‘La casa de la pradera'” no significa que no haya colecciones que valga la pena seguir mes a mes. Cabeceras que se salen por la tangente, y que se amparan, quién sabe, en una política no verbalizada de la editorial de dejar hacer a su antojo a aquellos guionistas que han demostrado ser fuente inagotable de satisfacciones de un tiempo a esta parte. Con Brian Michael Bendis a la cabeza de éste reducido grupo, son Dan Slott, Jason Aaron y Mark Waid los otros tres privilegiados que, en sus proyectos, hacen y deshacen con la mínima interferencia posible de lo que pasa en el resto del Universo Marvel. Buena prueba de ello es, qué duda cabe, la nueva serie de ‘Black Widow’ con la que la Casa de las Ideas parecía querer premiar al equipo creativo de ‘Daredevil’ otorgándoles otro proyecto con el que lucirse. Y vaya si lo están haciendo: tanto Waid como el espectacular Chris Samnee han conseguido dotar a Natasha Romanoff de una voz de la que hasta ahora había carecido, y sus aventuras en pasado y presente en las páginas de la serie se siguen cada treinta días con un interés descomunal.

5. Civil War II

civil-war-ii

Temido y esperado a partes iguales, el mayor ejemplo de mercadotecnia de Marvel en este año ha terminado siendo, al mismo tiempo, la sorpresa más inesperada de cuántas nos ha hecho llegar la compañía desde que arrancó el mes de enero. No debería extrañarnos considerando que al frente del mismo, y en una clara muestra de que, por mucho que no lo parezca, sigue tiene su mucho peso específico dentro de la editorial, es Brian Michael Bendis el que se ha encargado de plantear el choque de superhéroes. Uno del que ya han empezado a verse las consecuencias en algunas de las nuevas cabeceras que, como viene siendo habitual —pasó, por ejemplo, con las recientes ‘Secret Wars’— ya se han adelantado a la conclusión del evento. Esperemos que con el cierre de ‘Civil War II’ todo lo que en ellas se avanza quede explicado y que Marvel no apueste por los mismos huecos, todavía sin tapar, que diseminó a su paso el final de sus últimas guerras secretas. Sea como fuere, lo que Bendis y el espectacular arte de David Marquez nos habrá dejado mientras tanto serán ocho de los mejores comic-books que han visto la luz bajo el emblema de Marvel en 2016, que no es poco.

6. Dark Knight – A True Batman Story

dark-night

Responsabilidad de mi compañero Mario, que le otorgó un más que merecido 10, es esta SOBERBIA novela gráfica en la que Paul Dini nos acerca al capítulo más oscuro de su vida de la mano de un Eduardo Risso en estado de gracia perpetuo. Si queréis saber más sobre el cómic, seguid el enlace, poco puedo añadir a lo que ya se comentó a finales de noviembre.

7. DC Universe: Rebirth

rebirth

Ninguna. Esa era la cantidad de fe que, después de los cinco años de ‘Las nuevas 52’, le tenía a DC. Una cantidad que incluso se vio reducida —si tal cosa es posible— cuando se supo, como yo había vaticinado en no pocas ocasiones, que el experimento de reinicio tocaba a su fin y que, con ‘Rebirth’, se iban a colocar de nuevo las cosas en el lugar que nunca deberían haber abandonado. Surgían entonces las dudas, ¿iban a ser los cinco años de las vidas de los superhéroes de DC simplemente ignorados o los iban a tener en cuenta de alguna manera? La respuesta por parte de Geoff Johns no pudo ser más contundente que la que encontramos en el especial publicado en Mayo, ochenta páginas llamadas a convertirse en lo mejor que la editorial aireaba en años y todo un sentido homenaje de Johns a sus amados héroes de lápiz y tinta. Con unas últimas páginas que nos forzaban a frotarnos los ojos, primero para enjugar nuestras lágrimas de emoción, después para asegurarnos que lo que estábamos viendo era cierto, la genialidad del giro final impuesto por el fantástico guionista encontraba en las manos de Ethan Van Sciver, Ivan Reis, Phil Jimenez y Gary Frank el pistoletazo de salida para una nueva invasión de cabeceras con las que tratar de resarcirse de mediocridades recientes.

Imponiendo a alguna de ellas una cadencia quincenal llamada a multiplicar ventas, he de admitir que, rendido ante lo que se proponía en el especial que lo reiniciaba todo, me zambullí de cabeza en el Rebirth y, desde mayo hasta hoy, he leído todos los especiales individuales que han ido publicándose y, aún más, el 100% de los números uno de las colecciones que de ellos han surgido. Obviamente, tal saturación ha llevado al abandono de muchas de ellas después de dos o tres ejemplares, pero son todavía considerables las que sigo mes a mes con renacido interés. De entre ellas, por dar una idea de lo mejor que DC está ofreciendo ahora mismo, me quedaría con seis como las que mejor ejemplifican que, cuando quieren, puede hacer las cosas muy bien: ‘Detective Comics’, ‘Green Arrow’, ‘Hal Jordan and the Green Lanterns’, ‘Superman’, ‘The Flash’ y ‘Wonder Woman’. Con James Tynion, Ben Percy, Geoff Johns, Peter J. Tomasi, Joshua Williamson y Greg Rucka como respectivos guionistas y un equipo de dibujantes que incluye a Eddy Barrows, Otto Schimdt, Juan Ferreyra, Ethan Van Sciver, Rafa Sandoval, Doug Manhke, Patrick Gleason, Carmine Di Giandomenico, Liam Sharp y Nicola Scott; es este sexteto el que se encumbra, junto a la nueva incursión de Scott Snyder en el universo del hombre murciélago, como muestra incuestionable de que, comparada con Marvel, la Distinguida Competencia gana por goleada.

8. Divinity II

divinity-ii

Viajemos ahora a otras latitudes del panorama estadounidense para dejarnos seducir por lo mejor que Valiant ha puesto en circulación desde que se reinventara por completo en 2012 con aquél ‘Verano de Valiant’. Editorial que en 2015 fue la más nominada a los Harvey Awards y que, mes a mes, no deja de sorprender con sus interesantes propuestas, es en ‘Divinity’ donde la compañía ha encontrado las más altas cotas de calidad junto a la espléndida ‘Rai’. Obra de Matt Kindt a los guiones y Trevor Hairsine a los lápices, esta fascinante historia de ciencia-ficción con viajes en el tiempo incluidos nos ofrecía durante 2016 una segunda miniserie que añadía nuevos personajes a los inicialmente expuestos en sus primeros seis números y nos dejaba la boca abierta, ya con el espectacular arte de Hairsine —que, con lo visto aquí, le está dando sopa con hondas a lo que su mayor influencia de hace años, Bryan Hitch, está llevando a cabo en DC— ya con un giro de guión de Kindt al que ya podíamos empezar a asomarnos el pasado miércoles con el primer número de ‘Divinity III’. Imprescindible.

9. Injection

injection

No es la única cabecera con la que cuenta en la actualidad bajo el emblema de Image el afamado guionista inglés pero lo cierto es que, comparada con ‘Trees’, ‘Injection’ es una muestra insuperable de lo que podríamos denominar como un “cómic Warren Ellis puro y duro”. Atada como la citada ‘Trees’ a una cadencia de aparición completamente anárquica, esta nueva y por momentos incomprensible —a fin de cuentas, estamos hablando de Ellis, si de vez en cuando no proclamaros un “WTF!!!” es que el oriundo de Essex no estaría haciendo bien su trabajo— iteración sobre el concepto que desarrolló en la mítica ‘Planetary’ cuenta, como ésta, con un dibujante de excepción que lo da todo en cada número, el gran Declan Shalvey. El que acompañara al escritor durante estancia al frente de ‘Moon Knight’ sigue dando aquí muestras de una genialidad sin par, consiguiendo que perdonemos el que, desde su salida en 2015, sólo hayan aparecido 10 números de este relato de ciencia-ficción high concept del que, esperemos, desembarquen muchos más ejemplares en 2017.

10. Kill or Be Killed

kill-or-be-killed

Ed Brubaker no para de sorprendernos. Si después de ‘Sleeper’, ‘Criminal’, ‘Incógnito’, ‘Fatale’, ‘The Fade Out’ o ‘Velvet’ —vaya listado de infarto, dicho sea de paso—, creíamos que el maestro del noir lo había dicho todo en un género que conoce como nadie y en el que nadie puede hacerle sombra, el de Maryland va y se saca de la chistera otro truco de esos que le dejan a uno embobado. Coqueteando de la misma manera que en ‘Fatale’ con elementos sobrenaturales, y unido de nuevo a Sean Phillips —coloreado de forma soberbia por Elizabeth Breitweiser—, Brubaker nos acerca a la historia de Dylan, un joven universitario que, tras sobrevivir a un intento de suicidio, descubre que fue un demonio el que le permitió seguir viviendo a cambio de una condición: podrá continuar haciéndolo a razón de un mes por cada persona que asesine. Tal premisa ha dado, en los cuatro números hasta ahora publicados, para que Brubaker despliegue todo su armamento, demuestre que construyendo personajes es un prestidigitador sin igual y nos tenga ya enganchados y ansiosos a nuestra próxima “dosis”.

11. Klaus

klaus

Releído la semana pasada —en una preciosa edición en tapa dura con estampados dorados en la portada y con el borde de las páginas en oro— justo antes de que Boom Comics publicara el magnífico especial que aparecía el miércoles 21, la revisión de ‘Klaus’ sólo sirvió para confirmar, primero, que la impresión de la lectura mes a mes no había sido un espejismo y estábamos ante un título sobresaliente; segundo, que Grant Morrison es un puñetero genio y que, da igual en dónde se meta —y aquí nos cuenta la historia de cómo Santa Claus llegó a ser Santa Claus—, siempre sale airoso de su empresa y, tercero, que en el costaricense Dan Mora, el dibujante que previamente habíamos visto en los ocho números de ‘Hexed’ —también publicados por Boom Comics— hemos encontrado a un artista ESPECTACULAR al que, si hubiéramos de apostar, sólo podríamos augurarle un futuro sin par que, además, ya ha encontrado respaldo en el más que merecido premio Russ Manning al Artista Más Prometedor.

12. Millarworld

millar

Supongo que algún ojo avizor se habrá percatado que en el mosaico que encabeza este artículo hay tres imágenes que corresponden a sendos cómics de Mark Millar. Y es que, aunque quiera evitarlo, y aún considerando que este año he aumentado la selección a dieciséis títulos, siempre termino teniendo que recurrir a artimañas como la de agrupar varias cabeceras bajo un mismo epígrafe para no dejarme nada fuera. Además, por tercer año consecutivo, el guionista británico se reserva un puesto inamovible en la selección de Fancueva por obra y gracia de un cuarteto de miniseries que no hacen sino aumentar sobremanera la ya consolidada percepción de que, siempre que venga firmado por él, vamos a estar hablando de un cómic como mínimo sobresaliente.

Y sobresalientes han sido, sin lugar a dudas, tanto esa space-opera llamada ‘Empress’ llena de giros inesperados a la que ha dado vida Stuart Immonen; como la nueva vuelta de tuerca sobre Superman —después de las dos que ya había dado sobre el personaje en ‘Red Son’ o ‘Superior’— que, bajo el título de ‘Huck’ y con el arte de Rafael Albuquerque nos dejaba boquiabiertos; la segunda serie dedicada a ‘Jupiter’s Legacy’ en la que hemos podido asistir —aunque aún no haya terminado— a un despliegue por parte de Frank Quitely capaz de quitar el hipo; y, por último, ‘Reborn’, en la que Millar ha unido esfuerzos con el inmenso Greg Capullo y que, en los tres números que hasta ahora ha publicado Image, se ha alzado súbita como la mejor de tan espectacular cuarteto. Ante todo esto sólo me queda una cosa por afirmar: LONG LIVE KING MILLAR!!!!

13. Moon Knight

moon-knight

Estuvo por estas mismas líneas hace dos años cuando incluimos los doce primeros números guionizados por Warren Ellis y Brian Wood y dibujados por Declan Shalvey y Greg Smallwood. Y el alter ego de la torturada personalidad de Marc Spector regresa hoy triunfal a lo mejor del 2016 de mano de Jeff Lemire y de Smallwood, un dibujante que nos ha dejado hipnotizados con las páginas que ha cuajado para los primeros números de ‘Caballero Luna’, esos de los que hablábamos por aquí hace cosa de un mes y que han vuelto a colocar al personaje en primera fila de la oferta mensual marvelita.

14. Seven to Eternity

seven-to-eternity

Junto a Warren Ellis, Jonathan Hickman, Mark Millar, Grant Morrison o Brian K. Vaughan, Rick Remender es uno de esos guionistas que, si toca la ciencia-ficción o la fantasía, llega a lo más alto. Buena prueba de ello son sus ‘Fear Agent’, su esplendorosa etapa en ‘X-Factor’, esa ‘Low’ ahora mismo interrumpida en Estados Unidos y que estamos deseando saber cómo sigue, una ‘Black Science’ que no cesa en epatarnos mes a mes o, como ya apuntábamos hace 365 días, los diez números que han conformado ‘Tokyo Ghost’, una de las mejores historias que hemos podido leer durante 2016. No nos habíamos recuperado del todo de la ausencia del título dibujado por el gran Sean Muprhy cuando Remender, de nuevo con el ESPECTACULAR arte de Jerome Opeña —con el que ya colaboró en las citadas ‘X-Factor’ y ‘Fear Agent’— nos presentaba en septiembre ‘Seven to Eternity’, una fantasía desbordante de imaginación narrada con esa dualidad entre fácil asimilación y dificultosa aprehensión que sólo él sabe conseguir y que, tras estos cuatro meses, ya forma parte de lo mejor de la oferta de Image. Remender, un GRANDE sin el menor atisbo de duda.

15. The Walking Dead. The Alien

the-walking-dead

La mejor historia de ‘The Walking Dead’ que hemos podido leer durante 2016 no es de Robert Kirkman. La mejor historia de ‘The Walking Dead’ que hemos podido leer durante este 2016 no ha aparecido en las páginas de la serie mensual. Es más, ¡es que ni siquiera ha aparecido impresa!. No, mis muy estimados lectores, la mejor historia de ‘The Walking Dead’ que hemos podido leer durante este 2016 se la debemos a Brian K.Vaughan, a Marcos Martín y a ese sello de cómic digital —del que volveremos a hablar en un par de días— que, con el nombre de Panel Syndicate, servía a Vaughan y al dibujante español para publicar la soberbia ‘The Private Eye’ —de IMPRESCINDIBLE cabría calificar a la edición que publicó Image en formato panorámico de esta impresionante historia de futurista—, lleva sirviendo este año para los tres números que hemos podido leer de ‘Barrier’ y daba cobijo a este especial dentro del universo de los muertos vivientes que nos dejaba a los lectores de la serie matriz con la mandíbula por los suelos y volvía a demostrar que lo mejor de ‘The Walking Dead’, por mucho que patalee la “peña”, no está en AMC ni de lejos.

16. Wonder Woman. The True Amazon

wonder-woman

Finalizamos la primera incursión en lo mejor de 2016 volviendo a los territorios de las majors de la mano de Jill Thompson y de una novela gráfica que todo amante de uno de los tres vértices fundamentales del Universo DC debería leer sí o sí. Reinterpretando las claves básicas de Diana, obviando en esta reimaginación del mito de la Amazona por excelencia cualquier aparición masculina del mundo del hombre —más allá de la inevitable de Hércules— y dibujando a un personaje que nunca ha sido tan frágil, tridimensional y cercano como lo que aquí podemos encontrar, la autora de ‘Scary Godmother’ o ‘Los animales de Burden Hill’ encuentra una voz que no podía haber contado con mejor atril que aquél al que cabe asomarse en unas páginas de belleza y delicadeza inusitada que suponen, a la postre, lo MEJOR que la esposísima de Brian K.Vaughan ha publicado hasta el día de hoy.

Antes de terminar, y por si alguno se lo está preguntando, este año no va a haber un último apartado dedicado a aquello que se ha quedado a las puertas. Creo que la selección, aunque reñida, incluye todo lo que realmente ha valido la pena del mercado yanqui en 2016 y que, lo que no ha quedado recogido es, uno, por repetir como decía al comienzo cabeceras que ya aparecieron el año pasado o, dos, por estar algo por debajo del umbral de la calificación de sobresaliente que le otorgaría a los dieciséis títulos que hemos recogido en estas extensas líneas.

Etiquetas

Sergio Benítez @fancueva

Lector apasionado. Cinéfilo empedernido. “Seriófilo” de pro. Jugador (que no ludópata, cuidado) impenitente. Melómano desde la cuna. Arquitecto de carrera. Profesor por vocación. Gaditano de nacimiento. Sevillano de adopción. Treintañero para cuarentón. ¡Ah! y escritor compulsivo tanto aquí como en Blog de cine.

Compartir este Artículo en

4 Comentarios

  1. La mejor lectura del año es siempre….vuestro análisis anual. Lo espero siempre com agua de mayo. No decepcionáis nunca. Gracias por darnos vuestro tiempo a los que no tenemos para invertirlo en publicaciones que no lo merezcan. Sois geniales. Felices fiestas! (Y yo ahora me voy a la tienda de cómics en mi barrio que tengo una lista muy buena cosas por buscar)

    • Me ruborizan tus halagos 🙂

      Y no corras todavía a la tienda, espera al miércoles que hayamos terminado con el repaso de cómics 😛

      Las gracias van de vuelta por estar ahí leyéndonos.

      Muy Felices Fiestas

  2. Muchas gracias a todos por este blog. Gracias a vosotros me voy adentrando poco a poco en el inmenso mundo de los cómics en el que es muy fácil perderse.

    Y gracias a estos resumenes anuales (y a las reviews que vais publicando) siempre encuentro ideas interesantes para elegir que leer a continuación y casi nunca me decepcionan.

    Felices fiestas y que sigáis así en 2017.

    • Reitero lo que le decía ayer a Jomonge: GRACIAS a ti Kleiser por seguir siendo uno de esos lectores fieles que valora el trabajo que aquí hacemos.

      Felices Fiestas a tí también y que no te quepa duda que aquí seguiremos dando guerra en el 2017 😛

Deja un Comentario