El Flash de Mark Waid, Hitman y Batman: año 100, platos de lujo de Planeta

Batman: año 100

Planeta ha presentado en su web el avance de novedades para los próximos cinco meses y hay cosas realmente interesantes para todos los que siguen las andanzas de los héroes DC. Entre ellas, dos auténticos platos de lujo enmarcados dentro de la línea Universo DC, que en tamaño menor al comic-book de toda la vida, pero ligeramente más grande que el que tenía la Biblioteca Marvel, trata de acercar algunas buenas colecciones de superhéroes a precio barato (a veces, que no siempre).

Quizás dos de las novedades más esperadas sean Hitman y el Flash de Mark Waid. En tres números (de 544 páginas cada uno) a partir de mayo podremos completar la serie que Garth Ennis le dedicó a uno de los personajes más singulares del cómic USA, ese asesino a sueldo chulo hasta decir basta llamado Hitman. Además, el Flash de Mark Waid también vendrá mensualmente cargadito de página (464 por tomo) en una etapa muy, pero que muy interesante.

[seguir leyendo]

Nunca me has gustado, Chester Brown

Nunca me has gustado, Chester BrownSiempre que acabo de leer sus obras, Chester Brown me deja una muy mala sensación en el cuerpo. Sus cómics me encantan, pero me es del todo imposible «disfrutar» (en el sentido más usado de la palabra) de lo que me cuentan: hay demasiada vida por detrás, demasiado subtexto, demasiadas carga de profundidad. Hay personajes incapaces de decir cualquier palabra cariñosa, obsesiones casi destructivas, misnuvalías psíquicas aún no identificadas; en definitiva, un universo de «personas normales». Y, como cantan los maravillosos Espanto, yo le tengo mucho miedo a las cosas normales. Más que a cualquiera de las sobrenaturales.

En Nunca me has gustado (Astiberri, 2007), Brown traza un oblicua autobiografía de sus años mozos. Sin concesiones sentimentales ni excesos, el autor canadiense la clava. En un subgénero tan dado a los patinazos como es el de los recuerdos de adolescencia, Brown evita jugar con cualquiera de las cartas marcadas en las que se suelen apoyar los escritores.

No hay aquí exhibicionismo ni humor. No hay personajes que caigan simpáticos. De hecho, Brown no busca en ningún momento que el lector se identifique con ellos. Igualmente, es posible que no quiera que quien está al otro lado de la página los comprenda. Nunca me has gustado no es una lectura fácil y las posibles conclusiones que se pueden extraer de ella son bastante incómodas. Pero funciona como una obra maestra. Como lo que es.

[seguir leyendo]

Catwoman cancelada en EEUU

El listado de novedades de DC para julio nos ha traído una muy mala noticia: la conclusión de la serie mensual de Catwoman, con su llegada al número 81. Y es una lástima porque en sus páginas hemos ido teniendo los aficionados a los superhéroes todo un oasis de calidad. No sólo cuando la cogió Brubaker, que fue el encargado … [seguir leyendo]

Batman e Hijo, un buen Morrison a la espera de más

Batman e Hijo, Morrison y Kubert

Después de ver a Batman con algunos autores a los que ni les interesaba el personaje ni tampoco contar una buena historia, la Crisis Infinita trajo, al menos, la promesa de que DC quería cuidar de nuevo a uno de sus personajes estrella. Por ello, se le dio a Grant Morrison la serie cabecera, la que en EEUU lleva el nombre del murciélago. Era lógico que, viendo los antecedentes de Morrison (para mí uno de los mejores guionistas de cómics de los últimos años) y el buen resultado que dio en series superheroicas como la JLA (de las maravillas de su saga hablaremos no dentro de mucho en Zona Fandom), nos esperáramos lo mejor.

Sin embargo, el primer arco de su trayectoria a los mandos de Batman, llamado Batman e Hijo (y publicado en España entre los números 1 y 4 de la serie mensual que edita Planeta), ha recibido por igual palos y buenas críticas, pero sobre todo de lo primero. Me parece injusto y eso que, nada más terminarla, me dejó bastante frío la primera saga del escocés. Ahora, cuando el tiempo ha pasado, Morrison sigue trabajando lentamente en dar a Batman una entidad que había perdido y es el momento de las relecturas, me uno al grupo de los que opinan que aquí hay serie y guionista.

[seguir leyendo]

Alex Ross se vuelve a lucir en Uncanny X-Men 500

Alex Ross es un crack. Hay quien dice que dibuja personajes demasiado hieráticos o que es demasiado monumental, pero el tío demuestra, cada vez que coge los lapices, que tiene un talento que desborda y que es uno de los mejores portadistas del mundo del comic, del de ahora y del de toda la vida. En EEUU que un comic … [seguir leyendo]

Nightwing #3, las imperfecciones del héroe intachable

Nightwing 3Acostumbrados como estamos los que seguimos el cómic de superhéroes a la abundante paja y al escaso grano de ciertas colecciones, no podemos pasar por alto cuando, de repente, llega un buen autor y, con mucho oficio, decide no hacer un simple trabajo alimenticio, sino dar un empujón de calidad a series en decadencia.

Nightwing es de esas series. Ni siquiera el regreso de Marv Wolfman, su creador, ha servido para que Dick Grayson encuentre su sitio. Sin embargo, en el Annual guionizado por Marc Andreyko y dibujado por Joe Bennet que Planeta ha incluido en su número 3 del personaje, Dick no sólo encuentra alguien que le dé una buena historia, sino que, además, alguien pone en boca de Barbara Gordon (Oráculo/Batgirl) lo que muchos pensamos sobre el personaje: que necesita encontrar su propio sitio en el Universo DC, más allá de ser una especie de Batman joven fuera de Gotham.

Pero a Andreyko no le basta sólo con reflejar el irregular trato que DC da a su héroe. Además, cuenta una bella historia de amor entre dos personajes que, por su propia esencia, están condenados a entenderse a pesar de que el mundo (y sus villanos) se lo impidan.

(¡Cuidado, llegan los temidos spoilers, léelo bajo tu propia responsabilidad!)

[seguir leyendo]

Alan Moore presenta su primer cómic erótico

Las Chicas PerdidasEl sexo no es un tema ajeno a Alan Moore. Hay varias obras suyas, como Promethea o la mismísima Watchmen, en las que podemos ver escenas de cama. Aunque eso sí, sin ser demasiado explícito.

Ahora junto a su esposa y dibujante Melinda Gebbie, con quién ya coloboró ilustrando las aventuras de la heroína Cobweb dentro de las fantásticas Tomorrow Stories, Moore presenta Las Chicas Perdidas, su primera obra considerada pornográfica, no por la crítica, sino por sus mismos autores.

Las Chicas Perdidas nos presentará a tres mujeres, Dorothy, Wendy, y Alice, que comparten el hecho común de haber vivido una historia mágica durante su niñez. Como habéis podido imaginar, se refiere a Dorothy del Mago de Oz, Wendy de Peter Pan y Alice de Alicia en el País de las Maravillas.

[seguir leyendo]

El Rock y Yo, una colección de chistes malos

El rock y yoJoe Sacco tiene en Palestina su mejor obra. Escondido tras un estilo caricaturesco y algo egocéntrico, el periodista conseguía sacar a la luz la realidad compleja de un problema que no tiene visos de resolverse. Se notaba que era una obra madura y sentida, pero también un cómic con una intensa voz propia.

Sin embargo, a El rock y yo le falta todo aquello. Se conforma con ser una sucesión de chistes sobre las andanzas de Joe Sacco junto a una banda rock en plena gira europea. Quiere, con historias muy cortas, lograr algo similar a lo que consiguió This Is Spinal Tap. Pero no lllega ni de lejos a nada parecido.

La mayoría de las veces, las gracias se quedan sin fuelle antes de llegar a la meta. Muchas otras no pasan de simples bromas privadas, como esos chistes que nos contamos con nuestros amigos y nos repetimos una y otra vez, pero que no sólo no funcionan fuera del círculo más íntimo, sino que te suelen dejar vendido, tratando de explicar ante extraños que sí, que aquello es po lo que lleváis cinco horas sin parar de reír.

[seguir leyendo]

Los Illuminati, de Bendis: con gracia, pero sin sentido

Illuminati, de BendisA Brian M. Bendis se le deja hacer de todo en Marvel, hasta el punto de que propone una serie para cambiar ciertos aspectos de la historia de la editorial y no sólo no le ponen pegas, sino que le dejan que se explaye en cinco números y que adecúe todo a su gusto para el evento del año, la Secret Invasion.

Retrocontinuidad llaman a esto, pero sólo se merecería ese nombre si no se cargase conceptos básicos durante muchos años en Marvel o si no tratase a los lectores veteranos como tontos. Si hace todo eso, lo mejor es llamar a las cosas por su nombre: pasarse tropecientos años de historias Marvel por el arco del triunfo.

Y, claro, con esos ases en la manga juega cualquiera. Y repito: cualquiera. No hace falta ser un superguionista estrella para que te salga algo apañado. Porque si a uno le dan vía libre para juntar (porque sí) a cinco superhéroes de renombre, pues lo hace y le queda un grupo digno de portagonizar mil historias divertidísimas.

[seguir leyendo]

Superman/Batman #7, simpático interludio

Batman y SupermanEl último número de Superman/Batman (o Batman/Superman para los amantes del hombre murciélago) debería venir con una nota de aviso. Y es que Joe Kelly me ha pillado completamente desprevenido y desarmado frente a lo que nos ha puesto delante.

Tras leer las primeras cinco páginas, obra del siempre adecuado Ed McGuinness, uno se huele que hay algo extraño en la relación entre el hombre de acero y el caballero oscuro. No vienen a cuento algunos de los diálogos y nos invade la sensación de que nos hemos perdido algo. Pero con las siguientes páginas, y en parte gracias al simpático trazo de Ryan Ottley, Sean Murphy y Carlo Barberi, uno ya se da cuenta de por dónde van los tiros.

Kelly consigue con este interludio, gastarnos una pequeña broma, a la vez que homenajea uno los momentos clave en la historia común de Batman y Superman. Digo que es una broma porque el tono jocoso y humorístico que predominan en esta historia, se alejan diametralmente de lo visto hasta ahora en la colección de los dos más grandes de DC. Desde la saga pre crisis infinitas Los Mejores del Mundo, hasta la casi desesperante El Enemigo entre Nosotros no ha habido grandes respiros que regalar al lector y los que se han ofrecido, no han sido de los más alegres que digamos.

[seguir leyendo]

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar