Top 5 portadas frikis del cómic americano

Superman meneando el bigote

La portada es un elemento clave en los cómics. Tiene que ser lo suficientemente impactante y llamativa como para que el posible lector (y comprador) se decida a darle una oportunidad. Ni siquiera cuando un personaje ya es de sobra conocido debe perder la oportunidad de enganchar a los lectores a través de su cubierta.

Hay algunas que ya han pasado a la historia, como el primer balanceo de Spidey en Amazing Fantasy #15 o Superman levantando a pulso un coche en el Action Comics #1. Hay portadas que enganchan, que te despiertan unas ganas increíbles por saber qué ocurrirá entre sus páginas. Hay otras que son las frikadas más divertidas que he visto en mi vida. Este top está dedicado a ellas.

[seguir leyendo]

‘Paul va a trabajar este verano’, de Michel Rabagliati

Paul

Hace un tiempo leí ‘Blankets’, novela gráfica de Craig Thompson y la puse por las nubes. Supe de la existencia de ‘Blankets’ casi a la vez que ‘Paul va a trabajar este verano’, de Michel Rabagliati, y ha sido ahora cuando por fin puedo decir que he leído ambas. No sólo las he leído, sino que las he disfrutado enormemente. He entrado en su juego. He analizado la adolescencia de sus protagonistas y las historias han accedido a la mía propia, un proceso de rebote emocional, una carambola por la que nos podemos sentir identificados con el más mínimo detalle, con la minucia más insignificante, con lo más irrelevante.

‘Paul va a trabajar este verano’ cuenta la historia de un chaval de Montreal insatisfecho, ensimismado y confuso que en plena crisis existencial recibe la llamada de un amigo suyo, que le ofrece un trabajo en un campamento de verano. Enseguida nos ponemos en la piel de Paul, porque acepta ir al campamento sin tener ni idea de lo que le espera. Sólo sabe que quiere cambiar su vida. De hecho, quiere saber lo que quiere, valga la redundancia. Y dos meses fuera del entorno familiar, sin tener que sentirse abrumado por el apoyo incondicional de sus padres, sin enfrentarse airadamente a sus frustraciones académicas, le van a cambiar de forma irreversible.

[seguir leyendo]

El día que Masacre conoció al Spiderman de Romita

Cubierta de la edicion yanquiCurioseando entre los cómics algo polvorientos de mi estantería, me encontré con uno que tenía casi olvidado y que me encantó volver a leer. Se trata del número 12 (el 11 en la numeración yanqui) de la colección de Masacre que guionizó Joe Kelly, con quien el mercenario más bocazas de Marvel vivió la mejor etapa de su carrera.

Con Kelly, el humor se convirtió en el principal ingrediente de las aventuras de Masacre, y fue precisamente en este número donde el descojone llegó a su máximo apogeo. Concebido como el primer especial de la colección, Kelly decidió cruzar los pasos de Masacre con los de nuestro trepamuros favorito. Pero no quería hacer un crossover convencional, y vaya si consiguió salirse con la suya.

Kelly tomó como punto de partida el nº 47 de The Amazing Spiderman que Stan Lee y John Romita publicaron unas décadas atrás. Para introducir a Masacre en esta historia que tenía a Kraven el Cazador como antagonista, se sirvió de una técnica que él mismo bautizó como gumping. Básicamente, consistía en aprovechar las nuevas tecnologías para retocar los dibujos originales e introducir a Masacre en las viejas viñetas de Spiderman. La técnica ya se había empleado en el cine (véase Forrest Gump o la descacharrante Kung Pow), pero en el cómic no he visto otro ejemplo como este.

[seguir leyendo]

Así es el proceso de creación de una página de Los muertos vivientes

Antes y después

Los muertos vivientes es una de las obras más interesantes que nos ofrece el mercado yanqui en la actualidad. No voy a empezar a enumerar ahora todas sus virtudes, pero sí quiero dejar claro que como fan incondicional de la serie, me interesa mucho todo lo relacionado con ella, incluido el proceso de creación. Por eso me llamó mucho la atención el artículo que encontré en la web de Comic Monsters, en donde el dibujante Charlie Adlard explica el proceso de creación de una página.

Como ejemplo, Adlard escogió una página del número 56 (en EE.UU. acaba de salir el 53, y yo cada vez me muerdo más las uñas por el siguiente). Desde el principio, quiere dejar claro que su trabajo para Los muertos vivientes es una excepción dentro de sus trabajos, en el sentido de que tiene que simplificar al máximo el proceso creativo para conseguir terminar cada mes las 22 páginas y la cubierta de rigor (así que habrá que echarle a Kirkman la culpa de los retrasos que hay a veces en la publicación).

Lo primero de todo, lógicamente, es leer el guión y después hacer un esbozo a lápiz de la página. Adlar decidió abandonar el formato habitual del A3 para dibujar sobre un papel del mismo tamaño que tiene el comic-book definitivo. De esta manera, además de ganar tiempo, Adlard asegura quedar más satisfecho con el resultado final, ya que así todos los detalles y las líneas que añade durante el proceso de entintado no se pierden durante los procesos de reducción e impresión.

[seguir leyendo]

Entrevista a Bob Fingerman (II)

Fingerman fotografiado por Seth Kushner

(continuación de la entrevista)

En la primera parte de esta entrevista, Bob Fingerman nos habló de su estupenda novela gráfica Beg the Question, que pronto llegará a España respetando su título original: Salario Mínimo. En esta segunda parte, Fingerman nos descubre otras obras suyas, entre las que se incluyen un par de novelas, y los proyectos que tiene para el futuro.

Ya he convertido mi pasado en ficción; ahora toca hacer lo mismo con mi futuro.

Zona Fandom: El año pasado publicaste tu primera novela, Bottomfeeder. ¿De qué trata?
Bob Fingerman: Trata de una persona de clase trabajadora que se ha convertido en un vampiro, pero que no sabe quién ha sido el causante de su transformación. Lleva una vida muy solitaria y poco gratificante. Entonces, una noche, conoce por fin a otro vampiro que le cambiará la vida, aunque no necesariamente para bien. Mi intención era quitar el glamour del tema del vampirismo. Después de leerla, mi padre me dijo: «nunca había visto los inconvenientes del vampirismo hasta que leí tu libro». Creo que es una frase muy buena. A pesar de todo, es un libro divertido. Quizá algún día se edite también en España. Sería estupendo.

[seguir leyendo]

Entrevista a Bob Fingerman (I)

Retrato de Bob Fingerman realizado por Jeff WongBob Fingerman (Queens, NY, 1964) lleva más de 20 años sumergido en el mundillo de los cómics, trabajando en obras que mezclan la realidad con la ficción, envueltas por un omnipresente sentido del humor. Después de trabajar como free-lancer para diversas publicaciones, creó su primera novela gráfica en 1993, White Like She, que nos cuenta la historia de un hombre negro de mediana edad cuyo cerebro es transplantado a la cabeza de una adolescente blanca.

Poco después inició su obra más conocida, Minimum Wage, un slice of life que nos dibuja retazos de su pasado cuando era un veinteañero. Este mes llega a nuestro país de la mano de Dolmen, y si queréis saber más, podéis leer la reseña que publicamos hace unos días.

Para conocer un poco mejor al autor y su obra, nos pusimos en contacto con Bob para que nos hablara en primera persona de su trabajo y de sus proyectos para el futuro.

Casi todo resulta más agradable si se trata con humor.

[seguir leyendo]

Ya hay cartel para Expocómic 2008

Expocomic 2008

Desde la Asociación Española de Amigos del Cómic, ente organizador de Expocómic, nos han desvelado el cartel de la XI edición de este evento que se celebrará del 27 al 30 de noviembre en el Pabellón de Convenciones de la Casa de Campo de Madrid. A lo largo de este mes nos anunciarán las actividades y autores que estarán presentes en el salón madrileño del que os informaremos seguún vaya saliendo novedades.

El cartel de este año ha sido realizado por Kenny Ruiz, joven alicantino que en su haber tiene obras como El cazador de Rayos, Dos Espadas o Bull Damn City. Como vereis a continuación Kenny ha buscado versionar diversos pin-ups y portadas de otros comics, como si fueran viñetas de cómic.

[seguir leyendo]

Laura Park y Snake Oil, ganadores de los premios Ignatz

Snake Oil

Laura Park, con Do Not Disturb My Waking Dream, y el primer número de Snake Oil, de Chuck Forsman, fueron proclamados mejor artista y mejor cómic del año en la edición de 2008 de los premios Ignatz, que galardonan anualmente a los mejores autores y artistas del panorama del cómic independiente en EEUU. Los ganadores de los distintos premios fueron anunciados en Maryland, con motivo de la Small Press Expo, donde los asistentes son los encargados de votar a sus preferidos. El nombre del premio está inspirado directamente de la famosa tira Krazy Katz, de George Herriman.

Los Ignatz son un instrumento fundamental para quienes vivimos lejos de EEUU, pues permiten darnos a conocer nombres que de otro modo pasarían desapercibidos y que sólo en muy contadas ocasiones llegan a España, más por la pasión de lso editores que los traducen y los distribuyen aquí que por las expectativas de venta.

A continuación la lista completa de categorías y nominados, con los triunfadores en negritas:

[seguir leyendo]

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar