Las mejores historias de fantasmas procedentes de Japón (1ª Parte)

El artículo del otro día sobre el libro Yokai Attack! despertó nuevamente mi interés en las historias de fantasmas orientales que tan buenos (o malos, según se mire) momentos nos ha proporcionado en sus múltiples manifestaciones (literatura, cine, videojuegos…). A continuación voy a hablaros de algunas de las historias que aterrorizan a los japoneses.

Kuchisake Onna (La mujer de la boca cortada)

Esta historia se remonta al período Heian (entre 794 y 1185), y está protagonizada por una joven mujer de extrema belleza. La chica era la concubina de un samurai pero le gustaba mucho lucirse y coquetear con los otros hombres. En pleno ataque de celos, el samurai arremetió contra ella rajándole la boca de oreja a oreja mientras le gritaba «¿Quién va a pensar que eres bella ahora?».

Según la leyenda, es posible ver a la mujer vagando en las noches de niebla con la cara cubierta con una mascarilla (algo frecuente en Japón, donde la gente las utiliza para no contagiar a los demás cuando pillan algún catarro o similar). Cuando se encuentra con alguien (sus preferidos son los niños de primaria o estudiantes de instituto) le pregunta «Watashi kirei?» (¿Soy bella?) y si la respuesta es afirmativa, se quita la máscara volviendo a preguntar, ¿y ahora? Si en este punto la víctima responde que no, Kuchisake le ataca con una tijeras inmediatamente, pero si responde que sí, la sigue hasta su casa donde acaba con ella en su misma puerta. Resulta que «kirei» (guapa) se pronuncia muy similar a «kire», la forma imperativa de «cortar» así que cuidado con la respuesta, de ella depende tu vida.

[seguir leyendo]

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar