Bohnanza, un juego de pactos y agricultores

Bohnanza

A simple vista, Bohnanza puede pasar desapercibido, pero es un juego mucho más grande de lo que aparenta. La primera pista es su autor, Uwe Rosenberg, creador de Agricola. Sus 110 cartas (104 cartas de judías y 6 especiales) dan para que de 3 a 5 jugadores echen una buena tarde, con mucha charla entre ellos. Porque eso es lo que hace grande a este pequeño juego: estás obligado a negociar y pactar una y otra vez con tus contrincantes para poder seguir adelante.

Es complicado explicar las reglas. De hecho, es complicado entender las reglas al leerlas, pero no hacen falta más de dos rondas para jugar con normalidad, así que sólo pretendo que se tenga una visión general del juego. Cada jugador tiene dos campos de judías en los que plantar cualquiera de las variedades disponibles, y empieza con cinco cartas en la mano. Primera novedad: está prohibido cambiar el orden de las cartas en tu mano.

En cada turno, estás obligado a plantar una o dos judías, siempre en el orden en el que las tengas en la mano. En la primera ronda no es problema, porque tus dos campos están libres. Pero en rondas sucesivas puede que tu primera carta no sea de ninguna de las dos variedades diferentes que puedes tener en tus campos… lo que te obligará a vender una de tus cosechas para poder plantar la nueva variedad. Así que debes conseguir que al menos tu primera carta sea de una de las variedades que ya tienes sembradas, para poder aumentar tus cosechas en tu turno.

[seguir leyendo]

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar