Los exterminadores: una vida bicha, un cómic que no hay por dónde coger

Los exterminadores, una vida bicha (planeta)Dejémoslo claro: Los Exterminadores es una basura de serie. No sé muy bien qué puede pasar por la cabeza de su autor, Simon Oliver, para decidir que esto sería un buen cómic (o una buena serie de televisión, que es como estaba concebido el guión en un primer momento), pero parece más una idea divertida (sin más) que es imposible desarrollar que una sólida base.

Esto es como las películas que nada más verlas piensas: «si hubiera sido un corto, lo habría aguantado mejor». Porque Los exterminadores nace de un planteamiento extravagante (contar una historia sobre exterminadores de plagas) que pronto se aboca al vacío más absurdo.

Ni desarrollo de personajes ni historias con gancho ni tan siquiera una mezcla de referencias que, de puro extraña, acabe resultando en un refrito apetecible. Ya puestos a hacer cosas absurdas, es mejor llevarlas al límite y mezclar una especie de Canción triste de Hill Street (versión exterminadores de cucarachas) con Cuando ruge la marabunta se me antoja el momento perfecto para hacer el cómic más bizarro posible.

[seguir leyendo]

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar