Lo mejor de 2009: Manga

slump.jpg

El manga sigue en plena forma en nuestro país, y sus tomos siguen ocupando buena parte de las listas de novedades que las editoriales nos han ofrecido durante estos meses. Quienes hayan querido tacharlo de moda pasajera o minimizar su importancia en el mercado español, no tendrán más remedio que rendirse a la evidencia: el cómic japonés sigue levantando pasiones y atrayendo a nuevos lectores al mundo de las viñetas.

En 2009 hemos visto la continuación de series ya longevas como ‘Naruto’ o ‘One Piece’, así como el comienzo de otras tantas de las que hablaré a continuación. Pero una de las cosas más destacadas para mi corazoncito de coleccionista ha sido la reedición en kanzeban de obras indispensables como ‘Dr. Slump’, ‘I»s’ y ‘Monster’: formato grande, buen papel, páginas a color… En fin, todo un gustazo para la estantería.

Y ahora, veamos qué otras cosas nos ha dejado el año, divididas en apartados según el género: shonen, shojo/josei y seinen.

[seguir leyendo]

Range Murata ilustra la portada de Ultra Jump

Esta es la imagen realizada por el renombrado ilustrador Range Murata para el número especial de la revista Ultra Jump de Shueisha con motivo de su 10º aniversario. Aunque el primer número de la revista se remonta a 1999, su concepción es algo anterior, con el número especial seinen (para adolescentes y adultos) de la Weekly Young Jump en 1995, y por sus páginas han desfilado mangas tan conocidos como Bastard!!, Tenjō Tenge, Gunnm: Last Order (Battle Angel Alita) o Read or Die.

En cuanto a Range Murata, se trata de un artista y diseñador japonés conocido por su particular estilo y que saltó a la palestra del manganime por los diseños de personajes y arte conceptual de animes como Blue Submarine No.6 y Last Exile, ambos producidos por el estudio Gonzo.

La portada del especial es bastante identificable con la obra de Murata, aunque lamentablemente el contenido de la revista en si esté bastante escaso en lo que a chicas retro-futuristas con poca ropa se refiere…

[seguir leyendo]

‘Nora’, como el perro del infierno y el gato

NoraMe encontraba yo en mi tienda de cómics habitual y sentí la necesidad de empezar una nueva serie manga. Quería algo de savia nueva en mis estanterías y tras escudriñar el catálogo presente, me llamó la atención este Nora, de Kazunari Kakei.

Siendo completamente sinceros, una de las cosas que me llamó sumamente la atención de esta colección, aparte de que es limitada de nueve números (no está el patio para tirarse a la piscina de una serie abierta), fue su precio de 5,50 euros, algo para nada habitual en la series de Planeta, quien parece haber decidido poner precios competitivos en alguna de sus series manga como Rosario To Vampire.

Pero dejando aparte aspectos “técnicos”, aunque importantes, hablemos de Nora en si, un Shonen manga que por su poco explícita portada da a entender que estamos ante un típico manga moderno al puro estilo Naruto, y la verdad es que en parte es así.

Nora es un demonio del infierno (como no), pero no el típico infierno que nos ha vendido la iglesia durante siglos, sino un infierno simpático, dirigido por una Satán (sí, Satán es mujer) bonachona, adicta al móvil y profundamente preocupada por la salud de su cutis. Pero volvamos a Nora, el cual tiene serios problemas de disciplina. Ante su actitud pasota y rebelde, Satán decide que Nora debe recibir clases de educación, ¿y qué mejor maestra que la raza humana?.

[seguir leyendo]

Primeras impresiones sobre Fairy Tail

Natsu y Lucy

Como ya comenté en mi lista de la compra de las novedades que han llegado con la excusa del Salón del Manga, una de las que tenía ganas de catar era el primer número de Fairy Tail. Por un lado, es un shonen de aventuras que prometía una lectura dinámica y divertida, pero por otro guarda demasiadas similitudes con la celebérrima One Piece como para justificar la fidelidad a la serie.

Tocaba, pues, echarle un ojo al primer tomo para ver cuál de las dos posibilidades se termina imponiendo. Desde luego, aún es pronto para dar una opinión bien formada sobre la serie, aunque sí puedo apuntar ya algunos de sus pros y sus contras, así como las cosas que espero de ella en el futuro.

La primera cuestión es el tema del dibujo, el apartado que más recuerda a la citada One Piece. La estética y los rostros de los personajes son casi un calco de los que protagonizan el manga de Eiichiro Oda. En este sentido, la cuenta pendiente de Hiro Mashima para los próximos tomos es desmarcarse de esta influencia para conseguir un resultado más personal. A pesar de todo, el dinamismo de las escenas de acción y la expresividad de los personajes ya puede ser considerado un punto a favor de Fairy Tail.

[seguir leyendo]

¿Os acordáis de… Calm Breaker?

Llego el caos

Hace un buen puñado de años, cuando todavía no se estilaba por aquí la publicación en tomos y el sentido de lectura oriental, Planeta publicó una miniserie de 7 números llamada Calm Breaker. Esta obra, escrita y dibujada por Masatsugu Iwase, era una parodia divertida y gamberra del género mecha.

Todo comienza cuando el inventor Toshiya Sakazaki, que trabaja para la empresa Kamata, construye un robot de combate con la apariencia de una atractiva colegiala. Sayuri tenía todas las papeletas para convertirse en una sanguinaria máquina de matar, pero Toshiya le introdujo por error los programas de chistes y bromas olvidándose del programa principal, el de lucha, así que no le queda más remedio que tratar de llevar una vida normal.

Pero como podemos ver a lo largo de la serie, eso es imposible. Sin olvidar ciertas características que la alejan de las chicas normales (como sus latentes habilidades guerreras), los ataques de vacas gigantes voladoras y los intentos de la empresa contraria KKK (Kurahashi Kogyo Kabushikigaisha, el nombre no es casual, su máximo dirigente va encapuchado a todas partes) por destruir a Sayuri hacen de esta serie una alocada sucesión de acontecimientos psicotrónicos.

[seguir leyendo]

Hasta donde he leído: Karin, de Yuna Kagesaki

Karin y su familia

Hasta que no se publican unos cuantos tomos, es difícil hacer una valoración acertada de un manga. No son pocos los que se hunden tras un comienzo prometedor, sobre todo cuando empiezan a repetirse una y otra vez con las mismas situaciones. Si bien esos quedan a merced del olvido y de mercadillos callejeros, otros consiguen mantenernos fieles.

Es el caso de Karin, la edición española del manga Chibi Vampire, de Yuna Kagesaki. La protagonista es una jovencita con unas cualidades vampíricas muy particulares: en lugar de chupar la sangre de sus congéneres, lo que hace es producirla en grandes cantidades y necesita inyectársela a alguien para no convertir el lugar en una película de Herschell Gordon Lewis.

Karin es un shonen en toda regla, aderezado con toques de comedia romántica, peripecias de instituto y personajes sobrenaturales que recuerdan en su estética a las gothic lolitas. Planeta ya ha editado 5 tomos de la serie (a un precio bastante asequible, por cierto), así que es un buen momento para hacer inventario y repasar los encantos de este manga.

[seguir leyendo]

¡Toto!: The Wonderful Adventure

¡Toto!: The Wonderful Adventure

Espantapájaros (Kakashi en japonés) es un huérfano que vive en una remota isla. Cada día desde que fue abandonado intenta escapar de la isla y así seguir los pasos de su padre, una obsesión que le viene de la frase «el mundo es muy grande» escrita por este en su diario. Al ver un zepelín aterrizando en la isla a causa de un problema con el motor, nuestro protagonista intenta convencer a la tripulación para que le deje subir pero al final lo consigue colándose justo en el momento del despegue.

Con la suerte que le caracteriza, justo en el momento en el que descubre a un perro con un misterioso collar mientras se escondía, la nave es atacada por la banda de los Manchicken. La banda empieza a echar por la borda a todo el mundo incluido a Espantapájaros pero en ese momento, el perro se transforma en un monstruo y se salvan de caer al mar. Tras presenciar esto, y en vista de la determinación del chico, el jefe de la banda decide darle una oportunidad, sin embargo este no será el fin de sus problemas.

Justo cuando había logrado entablar una relación con la banda, la nave es atacada viendose obligados a saltar para salvar el pellejo. Al aterrizar se encuentra con la que se convertirá en su principal compañera de viaje, Dorothy, una gran luchadora de artes marciales que decidirá bautizar al perro con el nombre de Toto y comenzar así con sus locas aventuras.

[seguir leyendo]

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar