Sebastian O, un Morrison aburrido

Sebastian O

Ya lo pongo en mi perfil: me encanta Grant Morrison. Es uno de los guionistas que mejor ha sabido entender eso de que desde el mainstream también se pueden hacer obras con personalidad propia, lo cual no quita para que no haya tenidos sus serios resbalones. Creo que su problema nace del mismo lugar que sus virtudes: es un tipo con talento y con una inteligencia privilegiada. Bien usadas, ambas características de su personalidad le convierten en un guionista excepcional. Pero cuando se cree demasiado listo, la lía: no hay manera de soportarle en sus resbalones.

Sebastian O no es nada de eso: es una muestra de cómo Morrison también es capaz de echar por tierra algunas de sus buenas ideas por culpa de no trabajarlas más. Es éste un tebeo mediocre, que sólo es recomendable para quienes quieran seguir cada paso de la carrera de Morrison. En este caso, lo que hay en Sebastian O es un simple esbozo de lo que el guionista puede dar de sí.

[seguir leyendo]

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar