‘Roy & Al’, animaladas

Mientras otros autores exploran posibilidades que suponen salirse de su nicho de comodidad y se arriesgan con propuestas que amplían sus horizontes artísticos, Ralf König sigue, después de tantos años y tantas obras, a su rollo. Y, cuidado, que no le critico. A fin de cuentas, cuando uno tiene una trayectoria como la del alemán, plagada de títulos orientados al … [seguir leyendo]

‘¡Oh, genio!’, gayrabian nights

Publicados previamente por separado hace más de una década —en esos volúmenes blancos que conformaron en su momento la colección que La Cúpula destinaba al autor alemán—, el ‘¡Oh, genio!’ de Ralf König vuelve a las estanterías de las tiendas de cómics en un cómodo tomo unitario que permite a aquellos que no la habíamos leído en su momento acercarnos … [seguir leyendo]

‘Porn Story’, desangelado

Muy desanimado por el nivel de ignorancia que este mundo lleva demostrando de un tiempo a esta parte —cuando escribo estas líneas se acaba de saber que Donald Trump ha ganado las elecciones a la presidencia de Estados Unidos contra todo pronóstico— me dispongo a hablar de ‘Porn Story’, lo último que La Cúpula le ha editado a Ralf König, … [seguir leyendo]

‘Barry Kojonen’, los gays de las galaxias

Única lectura de König que me he saltado en los últimos diez años, ‘Estación espacial deseo’ suponía, dentro de la fuerte componente (homo)sexual que (casi) siempre tienen sus obra, un nuevo cambio de rumbo para el autor alemán tras haber transitado por la cínica mirada hacia la Biblia que realizó en esa IMPRESCINDIBLE trilogía formada por ‘Arquetipo’, ‘Prototipo’ y ‘Antitipo’ … [seguir leyendo]

‘Once mil vírgenes (virgen más, virgen menos)’, König vs. religión…FIGHT!

En anteriores entregas de ‘König contra la religión’ habíamos asistido a una trilogía que, por méritos propios, se eleva como lo mejor en la amplia y desternillante producción que el autor germano lleva cosechando en el mundo del noveno arte desde que comenzara a publicar sus obras allá por principios de los ochenta. Formada, como ya he comentado en alguna … [seguir leyendo]

‘Divinos de la muerte’, König, genio del humor irreverente

Divinos de la muerte portada Se acabaron los rumores, Batman y Robin han salido del armario 😛

Si bien de la totalidad de la extensa bibliografía que La Cúpula le lleva publicando desde hace más de dos décadas quitaría muy pocas cosas en una hipotética criba, no deja de ser menos cierto que, a la hora de apuntar mis dos títulos favoritos de Ralf König no tendría ninguna duda: ‘Prototipo‘ y ‘Arquetipo‘. ¿Que a colación de qué viene esto? Pues a que las dos historias que abren ‘Divinos de la muerte’ justifican más que de sobra la adquisición de lo último del autor alemán.

Con los dos volúmenes arriba citados, König se apartaba de forma radical de la temática gay en la que han incidido la totalidad de sus cómics para arremeter de frente contra la sinrazón de los extremismos religiosos y lo azaroso que resulta creer en la existencia de un Dios omnipotente; todo ello, por supuesto, sin dejar de lado el hondo poso de reflexión sobre la naturaleza humana que encontramos en cualquiera sus otros trabajos subyacente bajo su hilarante sentido del humor.

[seguir leyendo]

‘El libro gordo de Konrad y Paul’, si Petete levantara la cabeza…lo mismo salía del armario

El libro gordo de Konrad y Paul portada

La heterosexualidad es uno de los grandes misterios de la humanidad

Con frases lapidarias como las de arriba, nadie que no conozca a Ralf König puede llevarse a engaño acerca del tipo de cómic que el autor teutón lleva haciendo desde hace poco más de treinta años. Adalid de la libertad sexual y estandarte del cómic gay, la intensa producción del brillante artista alemán siempre ha visto la luz en nuestra tierra de la mano de La Cúpula, que ahora nos trae este ‘Libro gordo de Konrad y Paul‘ recopilación de los tres álbumes previos dedicados a tan genial pareja de homosexuales.

Como bien dice la nota de prensa emitida por la editorial: “Konrad y Paul, además de una encantadora pareja de dos, son el compendio de todos nuestros vicios y virtudes. El primero personifica nuestro yo ordenado, amante del buen cine, los libros, sensible al arte e interesado por la cocina. El segundo encarna nuestra parte procaz, sinvergüenza, poco dada al ejercicio intelectual, y más interesada en los placeres dionisíacos.”

[seguir leyendo]

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar