‘Donald’s Happiest Adventures’, no tan genial

Cuando, a mediados del año pasado, nos ocupamos por partida doble de valorar los dos primeros títulos que Planeta Cómic lanzaba en esta genial apuesta por ir ofreciendo material Disney ideado al otro lado de los Pirineos, decíamos que lo que Cosey ofrecía en ‘Misteriosa melodía’ no nos terminaba de convencer, ni por sí solo ni, por supuesto, si se … [seguir leyendo]

El Tío Gilito y el Origen de Inception

McPato vs Inception

‘Inception’, o como nos llegó a España, ‘Origen’, es una de las grandes obras que Christopher Nolan ha dejado para la posteridad. En mitad de la plaga de secuelas, precuelas y remakes que copan el 83 por ciento de la producción de Hollywood, fue un soplo de viento fresco. Ciencia ficción, con toques de acción y que, salvo momentos puntuales, respetaba la inteligencia del espectador al no darle explicaciones innecesarias.

¿Pero era una historia original? Pues no tanto, puesto que en 2002 Don Rosa ya involucró al Tío Gilito, alias Señor McPato, alias Scrooge McDuck, en una situación muy, muy similar a la que se narra en ‘Inception’. Los parecidos son tantos que uno se pregunta si el señor Nolan no debería incluir a Don Rosa en los créditos.

[seguir leyendo]

El Pato Donald cumple 75 años

donald.jpg

Tal día como hoy, un 9 de junio de 1934, el Pato Donald hizo su primera aparición en un corto de animación producido por Disney. En esta historia, titulada ‘The Wise Little Hen’, Donald hace un pequeño papel secundario en el que se niega a ayudar a una gallina a recolectar el maíz alegando que le duele mucho el estómago.

En esta primera aparición, ya lucía su característico traje de marinero, tal y como si estuviera recibiendo a perpetuidad la primera Comunión. Su voz también tenía esa sonoridad tan peculiar que posteriormente lo haría famoso. Este pequeño papel fue sólo el comienzo de una carrera exitosa que lo llevó a superar en ciertas épocas al mismísimo Mickey Mouse en cuanto a fama.

En 1938, Donald dio el salto al cómic y con ello aparecieron muchos de los inolvidables secundarios que aun hoy siguen a su lado. Me refiero, cómo no, a su novia Daisy (que en un principio se llamó Donna, y es que el tito Disney no siempre era demasiado certero con los nombres), a sus sobrinos (que en España se llamaron Jorgito, Juanito y Jaimito) y al entrañable Tío Gilito, que ya se ha convertido en arquetipo universal de la figura del anciano avaro y malhumorado.

[seguir leyendo]

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar