Astonishing X-Men, o por qué las estrellas fastidian las series

Giant Size Astonishing X-Men

¿Hay algo más frustrante que seguir una serie y que no cumpla su periodicidad? Si ya se me llevan los demonios cada vez que aguanto los parones de Perdidos (ahora hasta finales de abril sin mi droga televisiva), no os quiero ni contar lo que me ocurre con ciertos comics o, mejor dicho, con varios de sus guionistas y aún más de sus dibujantes.

Hay una norma no escrita que dice que cuando te conviertes en estrella del comic, la primera diferencia es que tardas más en hacer tus trabajos. Y, claro, Astonishing X-Men, una serie creada para que dos super-mega-estrellonas del medio se luzcan, lo está pagando y muy caro.

A medida que John Cassaday y Josh Whedon se han ido acercando al final de su saga, los retrasos han sido cada vez mayores, algo que ha sufrido hasta la edición española de Panini. Pero, ahora, para el último episodio, la cosa se ha desmadrado.

[seguir leyendo]

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar