‘The long tomorrow’, Norma arranca con la biblioteca Métal Hurlant

The long tomorrow portada

Tres palabras. Dos autores. Dieciséis páginas. Una obra maestra del cómic de ciencia-ficción. Una única posibilidad en la que estos tres factores confluyen: ‘The long tomorrow‘. Apodada «la historieta de dieciséis páginas más influyente de la historia«, este singularísimo relato que Moebius y Dan O’Bannon concretaban por puro aburrimiento allá por 1976 hartos de que Jodorowsky no pusiera en marcha su adaptación del ‘Dune’ de Frank Herbert, terminaría marcando a fuego el fuerte viraje que la ciencia-ficción dio en el cine a partir de mediados de los años 70, dejándose notar su influencia en tres títulos puntales de la historia del séptimo arte: ‘Star Wars‘, ‘Alien‘ y ‘Blade Runner‘.

Antes de la aparición de ‘The long tomorrow’, y una vez se habían trascendido las fórmulas de la ciencia-ficción de serie B de los años cincuenta, el género parecía establecer unas bases que iban a quedar determinadas por la limpieza espacial de ‘2001‘ o las utopías terrenales que podíamos ver en ‘La fuga de Logan‘. Y fue este breve relato el que hizo que del Discovery de Kubrick pasáramos al Halcón Milenario de Lucas, y que la falsa luminosidad de ese futuro en el que a la humanidad no le es permitido superar los 21 años de edad fuera sustituido por la oscura suciedad de la hiperpoblada Los Ángeles que Ridley Scott imaginó para su obra maestra.

[seguir leyendo]

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar