‘Moby Dick’, una obsesión

Las mañanas de sábado de mi infancia fueron, sin lugar a dudas, las mañanas de ‘La bola de cristal’. Pero antes de que la Bruja Avería, los electroduendes y las locuras de Olvido Gara y Alaska marcaran para siempre a aquel chaval de entre nueve y trece años —los que tuve mientras el programa se mantuvo en antena—, mis mañanas … [seguir leyendo]

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar