‘Mercaderes del espacio’, de Frederik Pohl y C. M. Kornbluth [Críticas fandomeras a la carta]

mercaderes01.jpgBasta con darse un paseo por nuestras calles o, sencillamente, encender la televisión, para darnos cuenta del continuo acoso y derribo al que nos tiene sometidos el mundo de la publicidad. La metralleta del dios de las Ventas nos dispara anuncios continuamente para meternos en el coco nuevos deseos y necesidades, incitándonos a comprar indiscriminadamente los productos ofertados. Sin duda, la publicidad es una de las hijas predilectas de nuestra época, pero hace casi sesenta años hubo dos autores que ya sabían lo que ocurriría: Frederik Pohl y C. M. Kornbluth.

‘Mercaderes del espacio’, publicada por primera vez en 1953, fue la novela en la que aglutinaron sus inquietantes predicciones. El mundo distópico que nos presenta es una sociedad dominada por las grandes compañías, en la que los gobiernos son poco menos que peleles a su servicio, y en la que las formas de embaucar a los ciudadanos han alcanzado unas cotas de efectividad inimaginables. En esta sociedad, la gente se divide en consumidores (la gran mayoría) y clases altas que son las que manejan los hilos de la publicidad. En este último grupo se encuentra Mitchell Courtenay, prota de esta historia y creativo de la poderosa agencia Fowler Schocken.

Courtenay está satisfecho con la forma de vida que se describe en la novela, y cree que el nivel de vida de la gente no podría ser mejor. Poco imagina que acabará viviendo en sus propias carnes los efectos de la maquinaria publicitaria que él ha ayudado a configurar. Todo comienza cuando recibe un importante encargo. Se está preparando la colonización de Venus y su compañía se frota las manos: ¡un planeta entero a su disposición para extender sus redes, explotar sus recursos y montar una colonia humana a su gusto! Y su misión consiste precisamente en hacer que este peligroso viaje resulte una increíble aventura a ojos de la gente, para enrolar a todos los voluntarios posibles para embarcarse en él.

[seguir leyendo]

Cinco libros distópicos imprescindibles

Sonríe Big Brother, esto es una distopía

‘La Naranja Mecánica’, ‘Farenheit 451’ ‘1984’ o ‘Un mundo feliz’ han pasado a la historia de la literatura y la cultura popular como libros distópicos imprescindibles, obras de ciencia ficción que retratan un futuro muy alejado de los mejores deseos del ser humano y de cualquier tipo de optimismo científico. Usando la parábola, nos muestran lo que podríamos llegar a convertirnos, a veces como simple retrato de lo que somos y otras como medio para que intentemos cambiarlo.

Pero hay muchos más. La literatura distópica nunca deja de producir nuevas obras y mantiene además algunos clásicos que no son tan conocidos por el gran público pero que no por ellos son menos estimables. Hoy en Zona Fandom os recomendamos cinco libros distópicos que no deberíais dejar pasar.

[seguir leyendo]

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar