‘El Hombre Lobo’, un remake poco innovador

wolfman01.jpg

Entre tanta fiebre por los vampiros y los zombis, parecía que ya nadie se acordaba de la figura del hombre lobo ni de sus cruentas cacerías bañado por la luz de la luna. Esta nueva película surgió con la intención de devolverle la importancia de antaño, y lo hace volviendo a sus raíces al tomar como referencia la cinta ‘El Hombre Lobo’, dirigida por George Waggner en 1941. En ella, Lon Chaney Jr interpretaba al licántropo, cuya verdadera identidad era la de un noble llamado Lawrence Talbot. Este es precisamente el papel que rescata Benicio del Toro para este remake.

Lawrence lleva muchos años lejos de su casa, una mansión localizada en una población inglesa llamada Blackmoor. Al principio del metraje, el joven regresa a la mansión tras recibir una carta de Gwen, la mujer de su hermano, en la que le cuenta que éste ha desaparecido. Una vez allí se reencuentra con su padre, un personaje frío y distante interpretado por Anthony Hopkins (al que el papel le sienta como un guante, aunque tampoco se luzca).

Comienza entonces la búsqueda. Dado que estamos en una población rural y a finales del siglo XIX, sus habitantes son muy supersticiosos, y todos creen que una bestia demoníaca anda suelta por los bosques que rodean el pueblo. Creencia que se ve reforzada cuando encuentran el cadáver destrozado del hermano de Lawrence. Otros señalan como culpables a una comuna de gitanos que viven también por los alrededores. Lawrence seguirá decidido a dar caza al asesino, pero no podrá evitar terminar convirtiéndose en esa bestia que todos temen.

[seguir leyendo]

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar