‘AIDP volumen 4’, el fin de las ranas

Acostumbrados como estamos los lectores de cómic yanqui a que tanto en DC como en Marvel el baile de equipos creativos de tal o cual serie sea una constante que hay que padecer si se quiere seguir leyendo la cabecera de turno, que haya editoriales y artistas comprometidos con que la calidad de un producto no se vea comprometida por … [seguir leyendo]

‘Batman/Edgar Allan Poe: Nunca más’, el cuervo y el murciélago

La colección Otros Mundos nos invita a compartir con los héroes de DC aventuras autoconclusivas alejadas de su continuidad habitual. Historias en las que visitan otras épocas, comparten protagonismo con personajes que jamás podríamos ver en sus series regulares, y con las que los autores gozan de mayor libertad y dan un soplo de aire fresco a estos superhéroes con … [seguir leyendo]

‘AIDP Integral volumen 3’, aventajando al demonio

En momentos temporales diferentes, pero prácticamente con la misma intensidad, afirmé en enero y junio del pasado 2013 que ‘A.I.D.P’ era una serie a tener cuenta dentro del abotargado mercado estadounidense del cómic por cuanto la hermana pequeña de ‘Hellboy’ había logrado hacerse un hueco en el plan editorial de Dark Horse hasta el punto de no comprender hoy la … [seguir leyendo]

Los zombis que se comieron el mundo: delicioso humor negro

Zombis que se comieron el mundo

Ante la avalancha de cómics de zombis que estamos recibiendo últimamente, uno tiene que andar con mil ojos para que no le cuelen ningún truñazo aprovechando el tirón de nuestros malolientes amigos. Por suerte, este apogeo de los no-muertos también trae jamones de pata negra, como este cómic de Jerry Frissen, guionista belga afincado en Los Ángeles que también participa en la actualidad (con la misma acidez, pero menor acierto) en la serie Lucha Libre. Si la corona del reverso terrorífico de los zombis la sigue teniendo Robert Kirkman, Los zombis que se comieron el mundo ostenta la de su vertiente más gamberra y humorística.

La historia nos sitúa en la ciudad de Los Ángeles del año 2064. En este tiempo, los zombis no paran de levantarse de sus tumbas y ya son muchos más los que caminan entre los vivos que los que descansan bajo tierra. Ante la imposibilidad de exterminarlos a todos, el gobierno de la ciudad decide crear una ley por la cual todos los vivos tendrán que convivir, les guste o no, con sus muertos. Así, muchas familias se encontrarán con que, cuando pensaban que la muerte les había librado del abuelo pesado o la suegra pellejera, tendrán que seguir conviviendo con los despojos reanimados de sus odiados congéneres.

Que a nadie se le ocurra matar a un zombi o la ley caerá sobre él. Pero nada impide que muchas personas puedan librarse de ellos de una forma «extra-oficial». Entonces entran en juego nuestros protagonistas, Karl y Maggie Neard, que se encargan de esta clase de trabajillos sucios. No tardará en unirse a ellos el belga Freddy Merckx, personaje que Frissen aprovechará para reírse a gusto de su tierra natal.

[seguir leyendo]

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar